Contaminación, factor para padecer asma

En época de invierno y cuando hay inversión térmica aumentan las posibilidades de desarrollar esta enfermedad, dijo un especialista.

05/05/2013 7:28
AA

Contaminación, tabaquismo y padecer alguna clase de alergia familiar son algunos de los principales factores que se requieren para que una persona padezca asma, dijo a SUMEDICO el doctor Alfredo Morayta(*), quien señaló también que la inversión térmica es también un desencadenante del desarrollo de esta enfermedad tanto como de las crisis que acompañan a los pacientes y les dificultan su respiración.

El especialista señaló que cuando una persona se expone a un medio ambiente poco adecuado, en el que posiblemente aumenten el frío, la humedad o los alérgenos, y además se realice ejercicio o algún esfuerzo, las vías respiratorias disminuyan su capacidad para llevar aire a los pulmones, acumulándose el moco dentro de los bronquios, dificultando la respiración.
 
“Aproximadamente, cuando una persona tiene antecedentes de asma en su familia, se enfrenta a un factor entre el 20 y el 30% de riesgo de padecer la enfermedad, sobre todo si se le alimentó de manera temprana”, indicó el doctor Morayta. 
 
El médico explicó que cuando ocurre una situación así, el riesgo de desarrollar asma aumenta si, por ejemplo, la persona tuvo contacto con alérgenos de manera temprana, a través de la comida, por consumir huevo de forma recurrente antes de los cuatro meses de edad.
 
También refirió que las épocas en las que la incidencia de las crisis de asma aumenta, es en invierno, cuando hay mayores probabilidades de alguna inversión térmica, lo que aumenta el riesgo de padecer una crisis asmática, la cual, de no atenderse y dependiendo de su gravedad, podría ser mortal.
 
“Cuando existe una crisis asmática, el paciente pierde la sincronización de su respiración, tratando de respirar con mayor frecuencia de lo normal, para poder oxigenar la sangre. Sin embargo, aun cuando se trata de eventos de poca duración, las crisis pueden ser cada vez más frecuentes, o bien tener una gravedad mayor al no recibir algunos órganos vitales la suficiente cantidad de oxígeno, conduciendo al paciente a la muerte”, explicó. 
 
Entre los principales padecimientos, señaló el médico, pueden encontrarse: 
  • Respiración sibilante
  • Falta de aire 
  • Opresión en el pecho 
  • Tos por la noche o en la mañana
El especialista también señaló que, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud, en la actualidad, y a partir de aproximadamente dos décadas atrás, “han aumentado los casos de asma por razones como el aumento en la contaminación ambiental, así como debido al incremento de la población”.
 
Respecto al tratamiento, el médico explicó que existen dos tipos de medicamentos que ayudan a controlar el asma, los medicamentos anti-inflamatorios y los broncodilatadores, los cuales están dirigidos, principalmente, “a mantener la capacidad pulmonar a un nivel óptimo, así como permitir que el paciente pueda realizar sus actividades de forma normal, incluyendo la práctica de ejercicio y actividad física, además de reducir el riesgo de sufrir una crisis asmática que pueda poner en riesgo su vida”.
 
Finalmente, señaló que aunque es difícil prevenir el asma, es posible evitar, por medio de diversas acciones, las manifestaciones más peligrosas de la enfermedad.
 
“Es importante que se identifiquen los agentes que exacerban la sintomatología del asma, manteniendo una buena limpieza e higiene en el hogar, evitando el contacto o la aproximación de la persona hacia cualquier factor desencadenante, así como realizar visitas periódicas al especialista, para conocer el grado de la enfermedad”, concluyó. 
 
(*) Dr. Alfredo Morayta
Infectólogo Pediatra
Vicepresidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica
alfredo_morayta@hotmail.com
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: