Continúa alerta por protesis mamarias

Autoridades francesas han pedido a 30 mil mujeres con prótesis marca PIP que se las retiren porque podrían resultar tóxicas y provocar cáncer.

20/12/2011 11:59
AA
En Francia cerca de 30 mil mujeres que recibieron prótesis mamarias de silicona Poly Implant Prothése (PIP),  deberán retirárselas debido a que el gel con el que están fabricadas puede provocar inflamaciones e inclusive cáncer, ya que es un gel que no está regulado por las autoridades francesas, esto de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer (INCA).
 
Antes de que a principios de año la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), revelara estaban analizando la relación entre el linfoma anaplástico de células grandes (LACG) y los implantes mamarios de silicón, en Francia, hace año y medio, las autoridades sacaron del mercado las prótesis mamarias de silicona Poly Implant Prothése (PIP), tras hallar que tenían un defecto.
 
De acuerdo con la información, el estado se hará cargo de los gastos médicos para retirar las prótesis, aunque sólo se pagará un reimplante a aquellas mujeres que se reconstruyeron los senos después de sufrir cáncer.
 
En España las prótesis también fueron retiradas del mercado tras el anuncio hecho por las autoridades francesas, pero nos e ha podido determinar el número real de portadoras, aunque la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha pedido a quienes tienen prótesis con esas marcas que se realicen “controles adecuados”; no obstante no se ha contemplado retirar las prótesis.
 
Sin embrago, algunos colectivos de mujeres afectadas, como la Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias (Avinesa) y la del Defensor del Paciente, aseguran que ya se han tenido casos de rotura de los implates. 
 
Según María Antonia Moral, presidenta de Avinesa, no hay control sobre el tipo de prótesis mamarias que se implantan, lo que podría ser considerado como un caso de negligencia. Y en este caso, tanto Moral como los miembros de la organización Defensor del Paciente piden a Sanidad que se pida el cambio de las mamas de silicón por otras de calidad y que el estado de haga cargo de los gastos. 
 
Pero un portavoz de Sanidad ha recomendado “a las mujeres que se hagan un seguimiento constante. Ante cualquier bulto o anormalidad en el pecho deben acudir al médico, pero son los cirujanos quienes deben analizar caso por caso, porque la operación de explantación tiene sus riesgos y no hay evidencias de que todas las prótesis implantadas tengan riesgo de rotura”, y añadió que no todas las prótesis de PIP deben ser inseguras.
 
El diario francés Libération reveló que la alerta sobre las prótesis mamarias llegó 18 meses después de que fuesen retiradas del mercado, pero ya se han registrado ocho casos cáncer que, de acuerdo con científicos del INCA, podrían estar relacionados con el gel tóxico, incluyendo la muerte de una paciente a causa de un linfoma raro. 
 
Para Alexandra Blachére, fundadora de la asociación francesa de portadoras de la silicona defectuosa, algunos médicos utilizaban ese tipo de prótesis porque eran “más baratas”, sin poner al tanto a las pacientes. La misma Blachére cree que el Estado es responsable porque los implantes mamarios “están clasificados como tipo 3, es decir muy vigilados, y no creíamos que pudieran hacer cualquier cosa”. (Con información de El País)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: