Controla la diabetes de tu hijo en la escuela

Para mantener un buen control fuera de casa, sólo siegue estos siete consejos

12/05/2016 1:05
AA

La diabetes es una de las enfermedades que más está afectando a la población mundial y los niños no son la excepción, pues si bien en ellos es más común la tipo 1, en los últimos años se han incrementado los casos de la tipo 2 debido a la obesidad, sobrepeso y sedentarismo.

Cuando un niño tiene diabetes tipo 1, requiere de estarse inyectando insulina y realizar controles de glucosa en sangre a lo largo del día, algo que en casa no resulta complicado, pero que sí puede serlo cuando van a la escuela.

Por ello, es necesario que los profesores tenga conocimiento de la enfermedad para que sepa conozcan los aspectos más importantes del tratamiento y sepan cómo actuar en caso de una emergencia.

Para mejorar el control de los niños cuando están fuera de casa, la Fundación para la Diabetes recomienda los siguientes siete consejos.

  1. Ayúdalo a adaptarse: cuando el niño sabe que tiene la enfermedad, puede sentirse triste, diferente y solo, por lo que es importante que lo ayudes a que potenciar sus habilidades de convivencia sin discriminación, fomentar su autonomía y adquirir buenos hábitos.
  2. Apóyalo planeando y previniendo sus actividades: debes tener en cuenta que tu hijo puede hacer todas las actividades propias de su edad, por lo que no debes limitarlo. Sólo asegúrate de que no se conviertan en un riesgo y prevé situaciones en las que se requiera ajustar su tratamiento, controlar las comidas, planificar el ejercicio y actividades extraescolares.
  3. Enséñale a que se inyecte la insulina: mándale las dosis correctas para que se las aplique a lo largo del día, en caso de que así lo requiera. Muéstrale cómo aplicárselas para que no dependa de los demás.
  4. Recuérdale que debe hacerse controles de glucosa: si ya hablaste con los profesores y no tienen ningún problema de que lo haga en el salón, dile que lo haga ahí o de lo contrario que busque un lugar adecuado e higiénico.
  5. Supervisa su alimentación: tener el control de su dieta es fundamental para evitar complicaciones. El plan alimenticio que deben seguir es similar al de un niño que no tiene la enfermedad. Como todo menor, sentirá el deseo de comer algunas golosinas y otros antojos. Enséñale que no está mal pero que debe tener mucho cuidado con no abusar y dile cuáles no debe consumir.
  6. Motívalo a que haga ejercicio: tener diabetes no significa que el ejercicio está prohibido, sino que es beneficioso, siempre y cuando se realice en las condiciones adecuadas y de acuerdo a las indicaciones médicas. Lo que si debes cuidar es que no exceda el tiempo ni lo haga con mucha intensidad, pues la actividad física aumenta el consumo de glucosa por el músculo, lo que puede provocar hipoglucemias.
  7. Estimúlalo a participar en otras actividades: además del ejercicio, invítalo a que se integre a otras actividades que ofrece la escuela como algún taller de pintura o música. De esta manera se sentirá feliz, confiado e integrado.

(Con información de Infosalus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: