Copartícipes en la violencia testigos del bullying

Es necesario crear mayor conciencia en directivos de las escuelas para que estudiantes entiendan que la violencia es un delito, explica experta.

03/05/2011 8:51
AA

En el fenómeno del bullying no sólo son protagonistas los agresores y las víctimas, también quienes se quedan a presenciar agresiones entre niños y adolescentes, es decir,  los “testigos” colaboran para incrementar dentro de las escuelas la violencia y con esto los estados de angustia y depresión que son altamente perjudiciales en el desarrollo de los menores, señaló la doctora Beatriz Cerda De la O*, médica psiquiatra, especialista en Género, Sexualidad y Salud reproductiva del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente.

En charla con SUMEDICO, la especialista indicó que ante esta situación es necesario crear una mayor conciencia y compromiso de parte de los directivos de las escuelas para hacer comprender a los estudiantes que la violencia es un delito y un atentado contra los derechos humanos de las víctimas.

“Cuando los menores y en ocasiones hasta los mismos profesores se quedan a presenciar ataques físicos o verbales a un menor por parte de otro, o la lucha entre uno y otro grupo, lo único que hacen es exacerbar la violencia, dar importancia al agresor, cuando lo que debieran hacer es intervenir para separarlos, denunciar ante los directivos la situación, o  por lo menos retirarse para no alimentar en el agresor la sensación de satisfacción”, enfatizó la doctora Beatriz Cerda De la O.

Esto es muy importante, enfatizó, porque la violencia afecta la salud de los infantes de diversas maneras, pues las manifestaciones de bullying son de diferentes tipos:

  • Física, es la que más se identifica o reporta por los moretones y otras lesiones que provoca.
  • Verbal, la cual va de la mano de la agresión física agregándose la generación de miedo a través  de amenazas y chantajes, o bien a partir de insultos, burlas y asignación de apodos a la víctima
  • Aislamiento social, cuando se le impide a la víctima que participe en actividades del grupo, se le ignora.
  •  Ciberbullying, que son las agresiones verbales y amenazas a través del internet, o bien de mensajes enviados por celular.
  • Robo, sea de  las pertenencias o dinero de las víctimas o de su lunch.
  • Sexual, que se realiza a partir de tocamientos, comentarios acerca de su cuerpo y la discusión de algunos rumores sobre la sexualidad de la víctima.
  • Psicológica, va implícita en todas las anteriores pues se ejerce una alteración emocional en el menor.

Estas agresiones se catalogan también por su grado de evidencia:

  • Directas, la víctima se da cuenta que alguien le perjudica y agrede.
  • Indirectas pueden ser muy sutiles, el menor percibe que algo no funciona pero no acaba de saber qué, al no identificar la agresión es posible que se provoque una severa  desestabilización emocional  por lo que  la víctima llega a dudar de su propia percepción y esto representa un ataque directo a su autoestima y una fuente enorme de estrés y ansiedad.

Al igual que todas las relaciones sociales, en el bullying hay aspectos o factores que interactúan:

Desigualdad de poder –desequilibrio de fuerza- entre el más fuerte y el más débil. No hay equilibrio en cuanto a posibilidades de defensa, ni equilibrio físico, social o psicológico. La víctima se encuentra indefensa

La acción agresiva es repetitiva, se mantiene  durante un periodo largo de tiempo y de forma recurrente, de tal forma que se provoca a la víctima un dolor no sólo en el momento del ataque, sino de forma sostenida, ya que crea la expectativa en la víctima de poder, es decir, ser blanco de futuros ataques.

El objetivo de la intimidación suele ser en un solo alumno, aunque también pueden ser varios pero este caso se da con mucha menos frecuencia. La intimidación se puede ejercer en solitario o en grupo, pero se intimida a sujetos concretos, nunca se intimida a un grupo.
 

* Dra. Beatriz Cerda De la O.
Médica Psiquiatra, especialista en Género, Sexualidad y Salud reproductiva,
Clínica de Género y Sexualidad del INPRF y colaboradora del Proyecto para el Control del Bullying Colaboradora del proyecto “Atención a la salud reproductiva y la igualdad de género en salud” y Profesora titular del curso “Violencia escolar: Bulliyng”

Contacto: www.educación.df.gob.mx

escuelasinviolencia@educación.df.gob.mx
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: