Corazón saludable, con buena alimentación

Una dieta balanceada todos los días de acuerdo a nuestro gasto de energía es favorable para un funcionamiento cardiovascular óptimo.

27/09/2013 3:06
AA
Para mantener el corazón alejado de padecimientos como la hipertensión, infartos, y otras enfermedades, se requiere como parte de una prevención, llevar una dieta balanceada que vaya de acuerdo al estilo de vida. 
 
El nutriólogo Nicolás Mier y Terán Iza, explicó en entrevista a SUMEDICO que dependiendo del gasto de energía que tenga cada persona, se debe reponerla al organismo con nutrientes y así evitar sobreesfuerzos innecesarios que pueden dañar el corazón
 
¿Cómo hacer un balance?
El cardiólogo Francisco Azar, explicó en entrevista que en la sangre se acumula la grasa necesaria para trabajar, pero no en exceso. “Nuestro organismo requiere de colesterol, sólo hay que fijarse que lo incluido en la dieta sea del colesterol bueno. Las grasas saturadas provocan arterioesclerosis y a la larga si no hay un cuidado causa infartos”, aseguró.  
 
Algunas de las grasas no saturadas recomendadas por Mier y Terán son el aguacate, aceite de oliva o soya, además se debe evitar comer frituras, empanizados o capeados ya que guardan un exceso de grasa negativa para el organismo. “Hay que tener presente al grupo de las oleaginosas. Se pueden integrar cacahuates; almendras; nueces o pistaches en las colaciones del día”, refirió.
 
“Si la gente sale de casa sin desayunar también resulta negativo para el corazón y el funcionamiento de todo el organismo”, mencionó por su parte el doctor Azar, “un ayuno puede provocar alteraciones en la presión arterial, el corazón puede protestar y latir más rápido de lo normal, hay una baja en la glucosa, todo esto puede desencadenar otros problemas”.
 
Dormir inmediatamente después de cenar es nocivo, aclara el especialista, porque el flujo de sangre se concentra en el área del estómago, porque ahí se realiza la digestión. Si después de cenar uno se va a la cama, inmediatamente causa indigestión, además de tener una posibilidad de tener taquicardias al forzar  al corazón. “Lo recomendable es esperar una hora o dos antes de conciliar el sueño”, expuso Azar.
 
“A veces el problema no es la comida, sino el cómo se gasta esa energía que proporcionan los alimentos. Es muy común ver por las mañanas venta de fruta con chantilly, nueces y miel como una opción saludable, eso es un exceso de carbohidratos”, advirtió Mier y Teran, “la fruta da energía, pero si la persona no hace ejercicio eso se transformará en grasa y luego en peso”, detalló.
 
¿Cómo balancear los alimentos?
“Las dietas son personales y dependen de las necesidades de cada paciente”, expresó Azar. Aunado a tener una  valoración por parte del cardiólogo, se debe tener el apoyo de un nutriólogo con la finalidad de tener un equilibrio en el consumo de colesterol, además tener en su dieta a todos los nutrientes. Otros factores indispensables para tener  un corazón sano son el no fumar, no beber alcohol en exceso y evitar estar sujetos a periodos de estrés”, aseveró.
 
Es por ello que el especialista en nutrición aclaró que la buena alimentación depende siempre del paciente. “En una persona sana la dieta debe estar conformada por un  50 a 55 por ciento de carbohidratos, además de 20 por ciento de proteínas y un 25 en lípidos aproximadamente. Si hay algún padecimiento habrá que modificar estos porcentajes de acuerdo a sus necesidades, explicó. 
 
Una manera para organizar el menú del día con elementos nutritivos es el “Plato del buen comer”, una guía en la cual se indica la forma de cómo se deben combinar los alimentos de los diferentes grupos. A esto, el cardiólogo sugiere que es mejor llevar comida de casa los días que trabajamos, “es difícil que la gente coma sano si no está en su hogar, pero sólo así se reducen los riesgos de consumir grasas saturadas”, definió.
 
Cuidado con la sal 
La cantidad de sodio necesaria en el organismo es de 2 a 2.5 gramos al día, es por ello que el doctor Azar recomienda acostumbrarse al sabor de la comida sin sal, que sólo tenga aquella con la cual se cocinaron los alimentos y evitar el salero en la mesa.
 
Es necesario evitar los alimentos enlatados, por ser altos en sodio recomendó  el nutriólogo Mier y Terán.”Es mucho más sano el consumo de alimentos frescos o congelados, la salmuera puede causar hipertensión”, aclaró.
 
Hidratarse con agua natural
Los edulcorantes están presentes en jugos, tés helados, refrescos  y aguas de sabor comerciales, “hay que minimizar su consumo, aunque los edulcorantes no hacen daño, lo mejor es hidratarse con agua natural ya que los jugos, por ejemplo tienen un alto contenido en azúcar. 
 
Opciones saludables para el diario
En el supermercado hay cereales integrales que pueden sustituir a las harinas refinadas como el pan blanco, además de optar por lácteos descremados, aceite de soya u olivo además de quitarle la piel y gorditos a las carnes con la finalidad de evitar el colesterol malo. “Algunos alimentos que ayudan a tener arterias limpias son el vino tinto y los nopales”, finalizó Mier y Teran. 
 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: