Crean exoesqueleto para prevenir caídas de adultos mayores

Detectará los resbalones para ayudarlos a mantenerlos en pie

12/05/2017 4:04
AA

Uno de los problemas que más sufren los adultos mayores, son las caídas que pueden provocarles diversas complicaciones como fracturas o amputaciones.

Para prevenir esto, investigadores italianos y suecos desarrollaron un prototipo de esqueleto robótico que detecta cuando los adultos mayores tienen resbalones, para ayudarlos a mantenerlos en pie.

Los desarrolladores indican que el dispositivo llamado Activo Pélvico Ortesis (APO), ayudará a millones de adultos mayores a mantener el equilibrio y evitar caídas, ya que a medida que la gente envejece de manera natural se vuelven más débiles y menos ágiles.

La posibilidad de que las personas de edad avanzada, o bien con amputación, sufran una caída aumenta con cada paso y los golpes derivados de esto son la causa principal de lesiones fatales, por lo que en lugar de esperar lo inevitable, investigadores buscaron la manera de prevenirlo.

¿Cómo funciona el exoesqueleto?

El exoesqueleto es de apoyo para las piernas, de peso ligero, con articulaciones motorizadas que se conectan a los muslos y ayudan al caminar, que se sujeta a la cintura y la cadera con una abrazadera.

Debido a que los frenos generalmente son voluminosos y la mayoría de la gente no necesita su ayuda en cada paso, los investigadores tomaron medidas para que el APO se active sólo cuando sea necesario, utilizando un algoritmo que controla el movimiento de las piernas.

Si las piernas divergen desde un andar natural a una manera que sugiere un resbalón, es decir un movimiento brusco, los motores aplican fuerza para ayudar a las piernas contrarrestar el deslizamiento, explican sus desarrolladores en un artículo publicado en la revista Scientific Reports.

Su efectividad

Los investigadores de la Escuela de Estudios Avanzados en Pisa, Italia, y del Instituto Federal Suizo de Tecnología, en Lausanne, probaron su dispositivo con ocho adultos mayores y dos personas con amputación arriba de la rodilla pero que utilizan prótesis.

Los voluntarios caminaron sobre una cinta de correr dividida en dos, una para cada pierna, y de vez en cuando una de las bandas era sacudida hacia adelante para simular que uno de los pies se deslizaba.

Algunas veces el APO se activaba, en otras no y en ocasiones los participantes no llevaban el dispositivo, mientras que una cámara capturaba el movimiento y la posición de las extremidades.

Después del inicio de un resbalón, el APO reaccionó dentro de un tercio de segundo y la corrección de la marcha de una persona ocurrió durante un cuarto de segundo, lo cual demostró que sin la ayuda del arnés los participantes habrían caído, aseguran los científicos.

Además, verificaron que el APO, cuyo peso por ahora es de cinco kilogramos, no tuvo efecto sobre la marcha normal, lo cual corrobora la efectividad del exoesqueleto, sostienen.

El dispositivo no requiere personalizarse de alguna manera especial, sólo se ajusta con las correas y se programa únicamente con el peso de quien lo lleva puesto, agregan.

Los investigadores afirman que el esqueleto robótico no pretende sustituir totalmente los reflejos del usuario sino amplificar la fuerza de sus piernas en hasta 30 por ciento para evitar una caída grave.

(Con información de Notimex)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: