Crean protocolo para favorecer lactancia

Especialista explica la forma adecuada de conservar y almacenar la leche materna, para que el niño se beneficie de este alimento aunque la madre esté ausente. n

09/10/2012 7:46
AA
La Doctora Marta Díaz, coordinadora del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP), elaboró un protocolo que espera se pueda utilizar en las guarderías infantiles de su país, pero que también sirve para toda madre que tenga que ausentarse en horas de comida del niño y tenga la intención de seguir dandole leche materna.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS), pide que la lactancia materna sea exclusiva hasta los seis meses de edad y hasta los dos años de forma complementaria; sin embargo esta meta no se está cumpliendo, tan sólo en España, del 70% de las madres que opta por dar el pecho sólo la mitad lo mantiene hasta los tres meses y el 61% lo deja antes de los seis meses.
 
La especialista explica que si una madre quiere continuar con la lactancia materna cuando el niño acude a la guardería, debería hacerse todo lo posible para que así sea, de ahí la necesidad de implementar un protocolo para almacenar y administrar la leche materna.
 
La leche materna es más fácil de conservar y almacenar que la leche artificial, explica la Dra. Díaz, pero se deben cumplir una serie de recomendaciones para preservar las condiciones de higiene y valor alimenticio.
 
Las siguientes son las recomendaciones para almacenar y administrar la leche materna de forma segura:
  • La leche materna puede mantenerse a temperatura ambiente al menos 24 horas
  • Cuando la leche se vaya a administrar durante los siguientes ocho días, entonces se puede guardar en el refrigerador (no en el congelador) y mejor no dejarla en la puerta, que está sujeta a más cambios de temperatura.
  • Si no se va administrar en el día, los pediatras apuestan por congelarla tras haberla enfriado previamente. La leche puede durar al menos dos semanas en los congeladores que están dentro de la misma nevera; entre tres y cuatro meses cuando el congelador tiene puertas separadas y seis meses en congeladores separados. Los envases de cristal siguen siendo la opción más adecuada para la congelación.
  • En el proceso de descongelación, lo mejor es sumergir el recipiente en otro con agua caliente. Tras este proceso, se puede guardar la leche en la nevera por un periodo no superior a 24 horas y nunca congelar de nuevo ni almacenar lo que el bebé no haya tomado
  • La leche no se debe calentar en el horno de microondas, una práctica que no es aconsejable, porque el calentamiento no es uniforme y pueden producirse “bolsas calientes”, capaces de quemar la boca del bebé. (Con información de elmundo.es)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: