Crean tratamiento de cáncer sin bisturí

Médicos japoneses buscan maneras para evitar las cirugías en el tratamiento contra el cáncer de mama utilizando tecnología de punta.

21/06/2013 2:27
AA
Con el fin de no llegar a la cirugía, en Japón se realizan ensayos médicos que utilizan la irradiación de partículas pesadas para el tratamiento del cáncer de mama, método que se ha utilizado en diferentes tipos de tumores.
 
“Ante todo, muchas mujeres no queremos someter nuestros pechos a ningún bisturí”, declaró la doctora Kumiko Karasawa, directora de tratamientos del Instituto Nacional de Ciencias Radiológicas de Japón (NIRS, por sus siglas en inglés).
 
El tratamiento habitual en el pecho pasa en la actualidad por combinar cirugía con radioterapia convencional o quimioterapia.
 
El centro japonés realizó hace dos semanas el primer ensayo clínico de la historia con rayos de iones de carbono para realizar el tratamiento de un tumor en el pecho de una paciente.
 
La mujer que participa en el ensayo clínico, se sometió a un procedimiento estándar que consiste en: cuatro sesiones de radioterapia de partículas pesadas en cuatro días consecutivos.
 
La institución que realiza los ensayos realizará un seguimiento de cinco años para esta paciente así como para las demás que quieran seguir con el tratamiento, dio a conocer Karasawa.
 
Para la realización del ensayo, la NIRS utilizó el acelerador médico de iones pesados (HIMAC), que fue la primera máquina de este tipo fabricada en el mundo, desde su inauguración en 1994.
 
Desde aquel año más de 7 mil 300 pacientes en todo el mundo se han sometido a terapias radiológicas con el HIMAC para el tratamiento de diferentes tipos de tumores.
 
Las ventajas que presenta este tipo de tratamiento son una menor agresividad al irradiar la superficie del cuerpo y que después gana en intensidad al alcanzar el tumor de manera precisa y localizada, en contraste con otros tipos de radioterapia, que son más dañinos para los tejidos que rodean al tumor.
 
Los pacientes que se someten a esta terapia deben de permanecer recostados hasta que el haz se calibra con mucha precisión antes de que se aplique durante uno o dos minutos.
 
Este sistema se utiliza contra los tumores óseos, en tejidos blandos, en los pulmones, en el hígado, en la cabeza, cuello y próstata.
 
Las mujeres que pueden aplicar a estos ensayos clínicos deben de ser mayores de sesenta años, ya que es una edad en donde una intervención quirúrgica resultaría con complicaciones y tener el tumor localizado en alguno de los senos con un tamaño inferior a los dos centímetros.
 
Los ensayos clínicos se realizarán de manera gratuita aunque este tratamiento no es barato ya que esta tecnología utiliza un dispositivo del tamaño de un campo de futbol. Los japoneses que deseen el tratamiento deberán abonar 3 millones 140 mil euros, un equivalente a casi 25 mil euros y los extranjeros 5 millones de yenes (40 mil euros).

(Con información de El Universal) 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: