Crean vacuna contra aterosclerosis

Al colocarla en la nariz favorece al organismo para que active su inmunidad innata y se genere un anticuerpo contra la proteína original.

12/11/2014 3:23
AA

Para prevenir la aterosclerosis –enfermedad que acumula grasa en las paredes de las arterias, provoca su deterioro progresivo y eventualmente causa una importante reducción del flujo sanguíneo–, Jaime Mas Oliva, investigador del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, desarrolló una vacuna terapéutica de aplicación nasal en contra del avance de este padecimiento.

 
En años recientes, el médico y doctor en bioquímica ha logrado, con su grupo de colaboradores, resultados exitosos en pruebas experimentales en conejos y ahora continúa el estudio preclínico de efectividad de la vacuna en mamíferos de gran tamaño como el modelo porcino.
 
De ser exitosa la prueba en cerdos, los resultados serán presentados a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para solicitar autorización y continuar con la fase 1 de seguridad en el humano.
 
La meta es llevar a la sociedad una vacuna terapéutica desarrollada en la UNAM, que beneficie a la población a través de la potencial prevención del proceso aterosclerótico.
 
Cómo funciona
Para crear la vacuna, el universitario estudió a fondo la ruta de acción de la proteína de transferencia de ésteres de colesterol (CETP, por las siglas de cholesteryl-ester transfer protein), una molécula dañina que retiene e incorpora colesterol a las células del endotelio capilar.
 
“La proteína CETP toma colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés), que tendrían que llevarlo al hígado para así eliminarlo a través de la formación de sales biliares, y colocarlo nuevamente en lipoproteínas de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés), que presentan la capacidad de incorporar nuevamente las moléculas de colesterol a células en la íntima de las arterias”, explicó.
 
A fin de revertir este proceso dañino, Mas Oliva utiliza un pequeño segmento del carboxilo-terminal de la proteína CETP, un péptido de 12 aminoácidos que, al ser puesto en una nanopartícula lipídica, mantiene su estructura secundaria, para de esta forma ser utilizada como preparación vacunal para su aplicación vía nasal.
 
“Al colocarla en la nariz del animal de experimentación o en el humano favorecemos que el organismo active su inmunidad innata y se genere un anticuerpo contra el péptido y, por lo tanto, contra la proteína original (CETP)”.
 
El proceso es sencillo, el péptido es sintetizado químicamente, los lípidos requeridos para la formación de la nanopartícula son de uso regular, no involucra reactivos o sistemas de alto costo y no requiere ser inyectada al paciente.
 
De esta forma, además de ser altamente eficiente, será una vacuna barata (Con información de UNAM). 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: