Crece impacto financiero de hipertensión en México

Actualmente, una de cada dos personas con más de 50 años de edad, tiene problemas de presión arterial alta.

11/06/2013 9:03
AA
El aumento de casos de hipertensión cada vez tiene un impacto mayor en el bolsillo de los mexicanos. Sólo en dos años, entre 2010 y 2012, los costos para atender la hipertensión en México aumentaron mil 376 millones de dólares (aproximadamente 17 mil millones de pesos), según un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), publicado por la revista brasileña Cadernos de Saúde Pública.
 
El aumento registrado entre 2010 y 2012 se suma a los costos que ya existían antes de este periodo y alcanzan un total de 6 mil 536 millones de dólares (81 mil millones de pesos) anuales, provocados por esta enfermedad, que eleva la presión interna de la sangre contra la pared de arterias y venas y que es uno de los principales factores de riesgo para infartos, derrames cerebrales y falla de los riñones.
 
El estudio se llama “Cambios epidemiológicos y consecuencias financieras de la hipertensión en América Latina: implicaciones para el sistema de salud y los pacientes en México”. Sus autores son los investigadores Armando Arredondo y Alexis Zúñiga, del INSP. Ellos calcularon los costos directos e indirectos que genera la hipertensión arterial mediante diferentes técnicas de evaluación y consenso. Sus conclusiones fueron publicadas en la edición del 12 de marzo de Cadernos de Saúde Pública, que se edita en Río de Janeiro.
 
En su análisis de los resultados, los investigadores Arredondo y Zúñiga subrayan que este problema de salud y de finanzas no se podrá resolver con la estrategia de aumentar presupuestos para la atención médica pues es indispensable una estrategia más amplia y sólida en la prevención.
 
“La hipertensión es un problema de salud que requiere un enfoque integrado. El aumento en la incidencia de la hipertensión no se ha resuelto solamente por mayor esfuerzos para brindar tratamientos o asignando los recursos necesarios para ellos”, indica el estudio del INSP.
 
Actualmente se considera que una de cada dos personas con más de 50 años de edad tiene problemas de hipertensión y se espera que esta presencia de la enfermedad continúe en aumento.  
 
“En México, la prevalencia de la hipertensión aumentó de 26.6%  en 1993 a 30.8% en 2006. Claramente, la enfermedad afecta no sólo la mortalidad, pero también morbilidad y calidad de vida. Morbilidad relacionada con la hipertensión representa una enorme carga para los pacientes y sus familias, así como para el sistema de salud y la sociedad en general”, agregan.
 
Costos directos e indirectos
Entre los costos directos considerados se incluyen los gastos en medicamentos, consultas médicas, hospitalización, terapias de rehabilitación de riñones, terapias de rehabilitación después de infartos no mortales y terapias después de accidentes cerebrales no mortales. Estos costos aumentaron de 2 mil 446 mdd a 3 mil 098 mdd  en sólo dos años.
 
Entre los costos indirectos se consideraron tres indicadores: muerte prematura de personas económicamente activas; discapacidad permanente derivada de problemas de hipertensión y discapacidad temporal derivada de estos mismos problemas. Mientras los costos indirectos para 2010 se calcularon en 2 mil 713 mdd, dos años después aumentaron a 3 mil 437 mdd.
 
“Los cambios epidemiológicos predichos y el observado en la incidencia de hipertensión generará incrementos constantes en la demanda de servicios de salud. Estos cambios económicos representan una pesada carga económica para los sistemas de salud en el mediano y largo plazo. Hasta la fecha, pocos estudios detallados han abordado las consecuencias financieras de los cambios epidemiológicos en hipertensión en América Latina y concretamente en México. Así, no hay ningún conocimiento sobre los costos que permitirían desarrollar patrones de asignación de recursos para un uso más eficiente de los gastos en hipertensión”, afirman los investigadores Arredondo y Zúñiga.
 
“Los cada vez mayores costos de atención médica, los costos desconocidos de ambulatorios y manejo de casos de hospitalización y los inciertos recursos económicos necesarios para satisfacer las demandas futuras de los servicios de salud justifican el desarrollo y uso –urgente y específico— de indicadores para tales cambios en la demanda y los costos de administración de casos en el futuro”, apunta el estudio.
 
El análisis detallado de los costos directos e indirectos de la hipertensión en México puede ser consultado en la dirección de internet: http://www.scielosp.org/scielo.php?pid=S0102-311X2012000300010&script=sci_arttex

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: