“Creo en la vida después del cáncer de mama”

Karla Michelle, paciente, dice que el cáncer "revuelca la vida"; pero debemos acabar con el mito de que el cáncer es sinónimo de muerte.

19/10/2010 7:06
AA

Karla Michelle es una mujer vencedora, acaba de pasar uno de los momentos más difíciles de su vida al enfrentar el cáncer de mama y salir adelante.

Que mejor día que hoy, el día mundial de la lucha contra el cáncer de mama que Karla haya decidido dar a SUMEDICO el testimonio de los procesos que vivió durante su enfermedad. Ve aquí el video.

Platicamos con ella en las instalaciones de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer. De inmediato llamó nuestra atención su soltura, la festiva fragilidad con que te saluda; un apretón enérgico pero con estilo; y alrededor, nada que indique el trance por el que acaba de pasar, nada salvo su alegría.
 
Lejos de verse como una víctima más del campo de batalla del cáncer de mama, a Karla le gusta llamarse “vencedora”, más que “sobreviviente”. Y ello a pesar de que tras el primer cuestionamiento que se le hace respecto al momento en que recibió la noticia responde que sintió una extraña confusión, resultado de la mezcla del miedo, incertidumbre y, sobre todo, enojo.
 
Lo que desató el enojo fue que jamás la diagnosticaron. “Detecté la bolita en mayo de 2007, y me hice ultrasonidos buscando una respuesta, pero decían que por mi edad no era probable que tuviera cáncer”, comenta.
 
Los tres ultrasonidos no revelaron nada y hasta noviembre de 2007, medio año después de detectar el quiste, fue diagnosticada con cáncer de mama. En este momento mira hacia abajo, cabizbaja, no tanto recordando como alistándose a proseguir. La mirada baja es un impasse solamente, el momento de donde extrae la fuerza para proseguir. 
 
Aferrarse a la vida
A partir del diagnóstico, simplemente quiso vivir: “Lo único claro que yo tenía en ese momento era que deseaba aferrarme a la vida”, comenta, a pesar de que no sabía a dónde ir, con quién acudir y, sobre todo a quién decirle lo que estaba sucediéndole.
 
Finalmente, a pesar también de que mucha gente se alejó por miedo, ella encontró apoyo en su familia. “Hubo mucha gente apoyándome desde lo que podían darme (…) Hubo también mucha gente que se alejó, y hoy entiendo que fue por miedo (…) Hubo muchos cambios. El cáncer te revuelca la vida (…) No sabes hacia dónde. Toda la dinámica que puedas tener en la vida, tus actividades y tus conversaciones cambian totalmente”, asienta. 
 
 
Testimonio de valor
El valor no es sólo valentía, también hace referencia a un aspecto cualitativo que habla bien de una persona. El testimonio de Karla es de valor y valentía. Ella quiso acercarse a relatar su experiencia porque “creo en la vida después del cáncer”.
 
Una de las cosas que más extraña a Karla, como vencedora, es que se hable más de las muertes por cáncer de mama que de las mujeres que lo vencen. “Yo vivo, vivo muy bien, y hablar de que existe la vida (posterior al cáncer) es para romper ese mito de que cáncer de mama es igual a muerte. La batalla es dura, muy dura, y dolorosa, hay mucho miedo, pero la libras”, dice antes de finalizar con una frase lacónica que, sin embargo, significa muchas cosas:  “Un diagnóstico oportuno te puede cambiar la historia”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: