Crisis de la adolescencia, provocaría suicidios

Cambios de conducta, consumo de drogas y bebidas alcohólicas, además de depresión, pueden derivar en situaciones extremas, alerta IMSS.

02/08/2010 2:32
AA

La crisis de la adolescencia crea en los jóvenes confusión en lo que quieren, poca tolerancia, frustración, lo cual los puede llevar a cuadros extremos como el suicidio, advirtió el doctor Bernardo Cruz, psiquiatra del IMSS.

En entrevista, el especialista apuntó que en México se registran al año alrededor de cinco mil casos de suicidio entre jóvenes de 15 a 24 años de dad, los cuales también son resultado de cambios de conducta, como es el consumo de alcohol y drogas.

Pero además, se dan presiones externas como la violencia que se registra en el país, el bombardeo de información agresiva o negativa en los medios de comunicación, influencia de los amigos, entre otros, lo cual afecta severamente principalmente a los adolescentes, quienes se encuentran en una etapa de cambios físicos y químicos en su cerebro que los hace más vulnerables.

El doctor Bernardo Cruz hizo énfasis en la diferencia que existe entre los cambios de conducta y la depresión, pues esta siempre ha existido y se puede dar temporalmente, pero si es de manera crónica obedece a causas genéticas, donde se pierde la alegría, se cae en un estado de aburrimiento crónico, se dejan de disfrutar las cosas y, por ende, la persona se aisla.

En cambio, con los trastornos de conducta existen otros factores determinantes, como son las crisis sociales, el aumento de la violencia, la imposibilidad de alcanzar metas, entre otros, pero los que se destaca es el consumo de alcohol y de drogas pues provocan una tendencia más elevada al suicidio,

“Los adolescentes son sumamente vulnerables a la farmacodependencia, la cual les provoca frustración al no poder salir de esta, pero además en la etapa de abstinencia después de estar estar intoxicados, particularmente con cocaína, se registran cuadros depresivos agudos y esto aumenta la tendencia al suicidio”.

El médico del IMSS hizo énfasis en que otra “de las principales problemas de conducta es el bajo soporte familiar y social”, por lo que llamó a las familias al prestar atención a cualquier síntoma en los adolescentes y jóvenes, pues “cualquier intento de suicidio, es una emergencia”.

La atención médica, especificó, se debe realizar en distintas vertientes, “si es por depresión o ansiedad es tratamiento farmacológico, pero siempre acompañado con uno psicoterapéutico, para que el paciente reconozca su enfermedad, reforzar su autoestima, valores y sea posible su reintegración a una red social y familiar”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: