Crononutrición mejora hábitos alimenticios en niños

Es necesario ingerir los alimentos cuando el cuerpo está preparado para asimilarlos

08/10/2018 4:05
AA
Crononutrición en niños

De acuerdo con José Manuel Moreno Villares, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría, es necesario adecuar la ingesta de alimentos de niños y jóvenes  a una rutina de crononutrición.

El experto aconseja adecuar la ingesta de alimentos a la actividad que se realiza a lo largo del día, especialmente en la población joven.

En este sentido, se ha comprobado que los lactantes alimentados con biberón que hacen más tomas nocturnas entre los 2 y 3 años suelen ser más gorditos.

Según el doctor, hay que hacer una pausa en su alimentación para enseñar a los niños a tener un periodo de ayuno por la noche, debido a las ventajas metabólicas de no comer en la noche.

Te recomendamos: Los alimentos que previenen el envejecimiento según la ciencia

Importancia de la crononutrición en niños

El doctor aseguró que los niños y adolescentes que no desayunan, mantienen a lo largo del día una dieta de peor calidad y tienen más riesgo de obesidad a largo plazo.

De ahí que resaltó la importancia de desayunar bien, de comer en el momento adecuado, hacer una merienda y una cena ligera.

Además de mantener al máximo posible los horarios establecidos para cada comida y que los bebés duerman suficientes horas.

Es imprescindible adecuar los ritmos biológicos a la alimentación desde los primeros meses de vida.

Debido a que la hora y el momento en que realizamos nuestras comidas representan un factor esencial para la efectividad de las dietas y de la salud en general.

Conoce más sobre: La exitosa estrategia de Japón para reducir la obesidad

Crononutrición en niños

Cómo responde el organismo a la crononutrición

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, nuestro cuerpo responde de forma distinta a la asimilación de alimentos dependiendo de la hora en que se consumen.

El horario de nutrición se vincula al horario de comidas y predisposición a padecer ciertas enfermedades como diabetes y obesidad.

Por lo que es necesario respetar el ritmo natural del organismo e ingerir los alimentos cuando el cuerpo se encuentre más preparado para asimilarlos.

El organismo cambia a lo largo del día, los infartos ocurren con mayor frecuencia por la mañana o una copa de vino produce mayores niveles de alcoholemia por la mañana que por la tarde.

La producción de enzimas y hormonas condiciona el efecto que producen los alimentos según la hora del día en la que se consuman.

En tanto, resulta bastante benéfico sincronizar las necesidades nutricionales del organismo de acuerdo con las actividades que se realizan durante el día.

Con información de: Infosalus


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: