¿Cuál es el costo de sobreproteger a los hijos?

La sobreprotección hacia los hijos es un síntoma de los padres que buscan reconocimiento, dijo especialista a SUMEDICO.

09/08/2011 8:16
AA

“Sobreproteger a un niño es igual que golpearlo o insultarlo; la sobreprotección es también una agresión, pero los padres lo entienden hasta que vienen a terapia y el especialista se los hace ver”, dijo la doctora Ofelia Roldán*, terapeuta infantil, a SUMEDICO.

Es muy fácil identificar a unos padres sobreprotectores en un parque con juegos para los niños, porque es muy difícil que los dejen jugar o siquiera acercarse, cuidan a sus hijos todo el tiempo.

El problema con esa actitud, como refiere la doctora Roldán, es que le envían al niño un mensaje equivocado, porque prácticamente le hacen ver que es incapaz de hacer las cosas.

“Por ejemplo, si en la escuela le hacen algo al niño, la mamá va a la escuela a defenderlo. Hay inclusive mamás que tienen hijos de 10 años a los que les dicen bebés y les dan de comer en la boca”, indica.

Esto tiene un origen, y la especialista lo ubica en la necesidad de los padres.

“Este problema surge por la necesidad de la madre (o el padre) más que del niño; la madre quiere sentirse útil, tienen la necesidad de trascender, lo que desean es sentir que le hacen falta al niño”, refiere.

“No obstante, sobreprotección, en términos de psiquiatría es una agresión del mismo tamaño e importancia que insultar o golpear al niño, y los padres se dan cuenta hasta que vienen a consulta, entonces entienden que esa actitud al niño le ocasionará un problema en el futuro”, manifiesta la doctora Roldán.

Efectos a corto y largo plazo
De acuerdo con la experiencia de la doctora, la sobreprotección afecta a un niño tanto a corto como a largo plazo. El niño sobreprotegido se convierte en el débil de la escuela, y esto lo lleva a ser el blanco de burlas y abusos de parte de otros niños. “Se convierte en el clásico niño que se aísla, que no sabe defenderse porque siempre lo defiende su mamá, y cuando ella no está él sufre mucho; esto a corto plazo; y a largo plazo podremos ver que ese niño se convierte en un adolescente o un adulto con trastorno de ansiedad generalizada”, asegura la doctora Roldán.

Tratamiento
Por eso es importante convencer a los padres del daño que les hacen a los
hijos sobreprotegiéndolos.

“Los convences diciéndoles que sobreproteger es lo mismo que pegarle, sobreproteger a un niño no es amarlo, sobreproteger es igual que decirle al hijo que no se le quiere. En terapia se corrige a ambos, y los niños son muy nobles, es muy fácil trabajar con ellos, pero el problema central son los papás, porque tienen que entender el daño que generan”, indicó.

“Si mejoramos la conducta del papá, la conducta del niño va a mejorar, hay que darle herramientas al niño, la vida no es como los cuentos, los niños tienen que tropezarse, pegarse, pero deben saber levantarse con sus propias herramientas. Los papás deben tener eso bien claro”, finalizó la doctora.

(*) Dra. Ofelia Roldán Ceballos
Psiquiatría de niños
oferol@yahoo.com.mx


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: