¿Cuál es el valor de un medicamento?

Farmacoeconomía, herramienta para la selección de medicamentos que tienen un alto costo-efectividad en el combate a las enfermedades.

09/09/2011 10:19
AA

La farmacoeconomía se presenta actualmente como la herramienta últil para diferecniar el “precio” de lo que es el “valor” real de los medicamentos, sobre todo para el combate eficaz de las enfermedades más graves en el país, VIH/Sida, cardiovasculares, insuficiencia renal, diabetes, además de lo relacionado a la atención de trasplantes, afirmó Herman Soto, presidente de Ispor Capítulo México (Sociedad Internacional de Farmacoeconomía). 

En el marco de la presentación del libro “Costo, calidad y resultados de cuidados para la salud”, el especialista destacó que la tendencia mundial es la de incidir en todos los países para que modifiquen la forma en que se incluyen nuevos fármacos en sus cuadros básicos, donde hoy existe la necesidad de considerar que si bien una medicina puede tener un alto costo, este se debe medir realmente por los beneficios que representará para la sobrevida y mantener la calidad de vida de las personas que padecen una enfermedad grave.

“Hay que explicar que cuando se elige un medicamento también hay que considerar la efectividad, el tiempo de recuperación e incluso algunos costos no tangibles, como los días de ausencia laboral, del paciente o de su familia. Hay que ver la atención a la salud considerando todo el punto de vista social”, subrayó el experto. 

Es decir, precisó, se trata de optimizar los gastos en salud a partir de la adquisición de medicamentos no sólo en función de medición monetaria, sino de costo beneficio, porque una persona que logra tener una alta calidad de vida no sólo se sentirá mejor, sino que además requerirá del uso de menos número de medicinas; de menor número de asistencias a consulta; tendra una mejor convivencia familiar y, además, será productiva porque podrá seguir con su trabajo.

Herman Soto refirió que en países como Inglaterra y Australia el modelo de la formación de los cuadros básicos se basa en el costo-beneficio de los medicamentos y es por ello que su población cuenta con una mejor salud y calidad de vida en caso de los pacientes que enfrentan alguna enfermedad.

“Lo más benéfico tanto en costos como en el beneficio de la salud de la población es la prevención, es decir, tomar las medidas pertienentes para disminuir los riegos o evitar las enfermedades, pero si estas ya están presentes, lo idóneo es optimizar gastos en el Sector Salud”, enfatizó.

Cabe señalar que en México, los tratamientos para insuficiencia renal, oncología, VIH-SIDA, trasplantes, hepatitis, cardiología invasiva, infecciones tratadas con antibióticos y algunos tratamientos hormonales, generan sólo el 8 por ciento de la demanda y consumen el 40% de los recursos destinados a la salud. El restante 92% de las enfermedades se atienden con el 60 por ciento del presupuesto.

El representante de Ispor indicó que las familias también deben de considerar el manejo de la farmacoeconomía, pues los problemas de salud repercuten directamente en el gasto familiar por la atención médica y compra de medicamentos, posible pérdida de empleo, disminución para enfrentar en tiempo y forma los compromisos financieros, etcétera.

“Las familias mexicanas tienen que asumir que también son protagonistas en la toma de decisiones para hacer que recursos limitados ofrezcan los resultados de salud más eficientes. En México urge educarnos más en farmacoeconomía, hay que explicar mejor la diferencia entre el costo y el valor de los medicamentos desde el punto de vista social”, concluyó el experto internacional. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: