Cualquier alteración detona la migraña

Especialistas consideran que tener una vida lo más tranquila posible, incluso aburrida, es una alternativa de prevención contra la migraña n

13/09/2011 7:19
AA

Diversos estudios internacionales han demostrado que cualquier alteración en la vida cotidiana, incluso los cambios de horario de las comidas o falta de sueño, puede detonar la migraña en las personas que la padecen, por lo cual los neurólogos recomiendan tener una vida muy tranquila, si pueden incluso aburrida.

Así lo afirmó la neuróloga Sonia Santos, de la Sociedad Española de Neurología (SEN), al referir que esta recomendación parte del interés de evitar las crisis que durante entre  24 y 48 horas promedio, con un alta incidencia de incapacidad. Hay casos donde incluso se proporciona a los pacientes un calendario para que anoten las crisis y, si son tres o más durante un  mes, se les prescribe un tratamiento preventivo.

En este sentido, la especialista consideró que será a finales de este 2011 cuando sea posible generalizar la aplicación de la toxina botulínica en los casos de personas con migraña que no responden a medicamentos orales.

En cuanto a los alimentos, indicó que debido a Sociedad Española de Neurología se intenta no recomendar dietas específicas, salvo eliminar el alcohol, que es el que produce cefaleas a más pacientes, porque en cada persona hay un alimento que las desencadena, que se debe conocer para evitar ingerirlo.

Por otra parte, añadió, la migraña es considerada una enfermedad propia de mujeres, porque se presenta en la menstruación o con el consumo de anticonceptivos. Otro factor es el genético, pues aproximadamente el 20% de las personas que las sufren tiene antecedentes familiares.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la migraña como una enfermedad crónica y la sitúa en el puesto diecinueve  de causa de incapacidad, pues las personas no toleran la luz ni el ruido, por lo que tienden a aislarse.

La esperanza del “botox”

La especialista consideró que el botox se presenta como una gran alternativa, pus su aplicación es sencilla al inyectarse en pequeñas dosis de manera subcutánea alrededor de la cabeza, a modo de una “corona de Cristo”, con repetición de dosis a los tres meses. Su efecto es acumulativo por lo que  ofrece resultados positivos en  los pacientes.

Si bien el diagnóstico debe de ser clínico, las personas pueden considerar como síntomas de alerta cuando la intensidad del dolor de cabeza es moderado y pulsátil, produce náuseas y vómitos,  e interfiere en la calidad de vida al provocar incapacidad.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: