Cuando internet se convierte en una adicción

Hoy es el Día Mundial de Internet, ¿tú eres adicto a la red?; psicoanalista dice a SUMEDICO que la primera dependencia fue al correo electrónico.

17/05/2011 8:02
AA

Hoy en día todos estamos ligados a las tecnologías de alguna manera, desde la televisión, el celular, los medios de transporte, computadoras, pads y claro, la red de Internet, y esto es totalmente normal, explica en entrevista con SUMEDICO el psicoanalista Alejandro Nagy (*), “lo no tan normal es volvernos dependientes de ello”, agrega. Ve el video

Al igual que el cigarro, el alcohol y otras sustancias, la red puede causar dependencias, “no es malo jugar con consolas, navegar por la red, chatear, mandar mensajes ni ser partícipes de las redes sociales, el problema empieza cuando hemos dejado de lado nuestras responsabilidades por estar conectados”, afirma el doctor Nagy.

Una dependencia no tóxica

El psicoanalista, miembro de la Sociedad Psicoanalítica de México, la Sociedad Psicoanalítica Internacional, la Federación Sicoanalítica de  América Latina y director de la línea de ayuda de la alianza por la seguridad en internet, indicó que siguiendo el protocolo de la Organización Mundial de la Salud siempre debería de hablarse de dependencias tóxicas o no tóxicas, en donde la cibernética entra en la segunda categoría.

De acuerdo con el especialista, la primera dependencia que existió fue el correo electrónico, ahora están los juegos de rol en donde se interactúa con otras personas de diferentes países, las redes sociales y el chat en sí mismo.

El doctor Nagy explica que todo esto ha surgido para llenar algunos vacíos que las personas tienen como el ser depresivos, alimentar a los narcisistas y ególatras, así como evitar la soledad y el asilamiento.

Pérdida de habilidades

Pero las tecnologías no han llenado solo estos vacíos sino también han provocado que las personas pierdan habilidades y concentración, “antes nos acordábamos de las cosas, ahora por ejemplo si nos piden el número de alguien inmediatamente revisamos la agenda del celular, hemos depositado en nuestros móviles muchas de nuestras funciones cotidianas”, dice el director de la línea de ayuda de la alianza por la seguridad en internet.

“Al mismo tiempo al conectarnos a la virtualidad nos desconectamos de la realidad y provocamos accidentes como el que nos atropellen o chocamos por ir mandando mensajes”, agrega el especialista.

Otro de los problemas que ha traído la posibilidad de estar conectado todo el tiempo a todas las redes sociales y al messenger, desde un celular, han provocado que se pierda el flow, de la comunicación real, es decir ya no se pone atención al interlocutor real, porque estamos más pendientes de si nos entra un mensaje, un tweet o alguien se conecta al facebook.

El Wifi y la red celular también han permitido desarrollar la habilidad multitareas, pero no en todos los casos, pues este tipo de actividad responde “a una regla de cuatro más menos tres, es decir de una a siete actividades, desde Harvard es una regla, alguien que tenga más de siete subalternos se vuelve loco”, indica el especialista.

Pero otra de las cosas que ha desarrollado la conexión de 24 horas siete días a la semana, ha sido la atención parcial constante “es decir estoy en todo y en nada y es cuando pasan los accidentes porque se abren áreas de vulnerabilidad”.

Estar pendientes de los mensajes entrantes en cualquier dispositivo provoca estrés, pequeñas tensiones que no nos permiten relajarnos y al sumar todos los pequeños episodios de estrés, provocan un estado de alerta constante al organismo que lo desgasta, explica el Dr. Nagy

Las enfermedades que deja el internet

De acuerdo con el psicoanalista desde los cuatro años los niños empiezan a vivir la conexión a la red con el club Penguin, el secreto es saber usar la red de manera positiva y no adictiva.

Por ejemplo en el caso de los varones el especialista indica que a lo que más se aficionan creando una dependencia tan fuerte al grado de querer suicidarse si no están conectados es con los juegos.

“Tal y como ha pasado con World of warcraft, que incluso operaba como el narcotráfico, te regalaban una muestra de 15 días, para que vieras lo genial que era, para aficionarte y luego ya te costaba”, dice el Dr. Nagy; esto agrega, afecta principalmente a quienes tienen autoestima devaluada porque en el juego crecen, se empoderan y compensan sus déficits.

Lo más importante, explica el especialista es que mientras más juegan, más buenos se vuelven y llegan a competir con los mejores del mundo, que están en Corea, entonces los mexicanos deben jugar de noche y empiezan a no dormir, comer comida chatarra porque es lo que menos distrae la atención del juego y a tener problemas en las articulaciones, así como obesidad y problemas circulatorios.

Por su parte las niñas son aficionadas a mensajes de texto y redes sociales, incluso son campeonas de concursos de velocidad para mandar mensajes, refiere el especialista, de acuerdo con datos citados por el especialista en sique e internet, las niñas llegan a mandar hasta 4 mil mensajes mensuales terminado con la economía familiar.

Y no sólo eso, sino que ellas sí se van a la cama pero con “la Blackberry al lado para chatear a las tres o cuatro de la madrugada, y si descubren que los papás se acercan ponen la almohada encima y nadie se da cuenta”.

Esto cobra mucha importancia, porque de acuerdo con el doctor Nagy, si no están contactados los adolescentes sienten que se están perdiendo de algo.

El psicoanalista además indica que cada vez más el correo electrónico desaparece, dice “incluso tengo más mensajes por mi inbox de Facebook que por mi gmail”.

(*) Dr. Alejandro Nagy
Psicoanalista especialista en internet
doctor.nagy@gmail.com

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: