Cuida tus huesos, la osteoporosis se previene

Al llegar a los 35 años, es oportuno, especialmente para las mujeres, realizarse un chequeo médico para hacer la medición de masa ósea.

24/03/2011 9:13
AA

En general la osteoporosis tiende a relacionarse con edad avanzada porque es cuando empieza a perderse la densidad ósea, sin embargo, la Dra. Isabel Rucker Joerg*, médico internista de metabolismo óseo y mineral, indica a SUMEDICO que puede aparecer incluso en la adolescencia.

De acuerdo con la especialista todo depende de que se llegue al pico más alto de masa ósea desde la niñez y en la adolescencia para que máximo a los 23 años de edad las personas ya hayan alcanzado el 100% de esta masa.

En el caso de las mujeres, indica la Dra. Rucker, los estrógenos son los que protegen sus huesos, estas hormonas se pierden con la menopausia y es justo cuando el riesgo aumenta mucho para ellas.

En el caso de las adolescentes puede llegar una menopausia temprana ya sea por enfermedades autoinmunes o por necesidades quirúrgicas y la osteoporosis puede llegar a presentarse incluso antes de los 20 años.

Otras de las razones por las que un paciente joven puede presentar osteoporosis es porque es una persona con epilepsia, depresión o alcoholismo, pues los fármacos anticonvulsivantes o antidepresivos dañan la masa ósea y pueden desencadenar osteoporosis, “lo malo es que al ser enfermedades crónicas las personas no pueden suspender el medicamento y están condenados a seguir diluyendo su densidad ósea”, refiere la especialista.

La fractura avisa

Rucker, dice que esta enfermedad no presenta síntomas previos, sino que las personas se enteran que ya tienen osteoporosis cuando presentan la primera fractura y lo importante es impedir que esta ocurra, porque una vez que se presenta, seguirá una cadena de fracturas a lo largo de la vida.

Por ello es que la especialista recomienda siempre tener actividad física aeróbica y anaeróbica para prevenir que este desgaste ocurra de forma rápida, así como tener una alimentación balanceada con todas las vitaminas y minerales posibles y variados. 

De acuerdo con la internista, la osteoporosis empieza a prevenirse desde que se es un feto y se vive dentro del útero de madre.

Cuando la madre está embarazada debe alimentarse muy bien, pues además de que estos cuidados le van a prevenir a ella la posibilidad de desgastar en demasía su densidad ósea, al bebé también le está transmitiendo una buena salud ósea.

Durante la lactancia y la menopausia es cuando la mujer debe tener el mayor cuidado con su alimentación pues es cuando menor cantidad de estrógenos tiene y deja a sus huesos más desprotegidos del cuidado natural y ella debe intervenir para mantener altos sus niveles de densidad y masa ósea.

Estudios oportunos

Al llegar a los 35 años las mujeres deben acercarse con su ginecólogo, con el médico internista, al reumatólogo, endocrinólogo o con un traumatólogo para hacerse su chequeo médico y medición de masa ósea, pues justo es cuando empiezan los problemas de osteoporosis.

Si se detecta a tiempo esta pérdida de masa ósea, puede evitarse la fractura, y esto se logra dice la Dra. Rucker, con el uso de bifosfonatos, que es la única forma de tratamiento aprobado en la actualidad.

Estos bifosfonatos no crean hueso nuevo, pero si evitan que se siga perdiendo más y pueden ser tomados o inyectados.

La forma de tratamiento se adecua totalmente a las necesidades y gustos del paciente, pues en ambos casos tienen los mismos beneficios y tampoco importa la periodicidad con la que se apliquen.

De acuerdo con la médico internista, esta terapia o tratamiento puede ser diaria, mensual, semestral o anual, todo depende de la personalidad del paciente.

“Por ejemplo si es un paciente que olvida tomar las píldoras lo mejor sea que se le inyecte anualmente para evitar que haya discontinuidad en el tratamiento, o si el paciente tiene un pánico atroz a las agujas, lo mejor será que tome las píldoras”, indica la Dra. Rucker.

De acuerdo con la experiencia de esta especialista lo mejor es que el tratamiento sea inyectado porque las píldoras si llegan a dañar el sistema digestivo de manera importante, sobre todo porque al ser una enfermedad crónica hay que tomarlo de por vida.

Por ello es que en pacientes con gastritis o reflujo está contra indicado el tratamiento tomado. Y para evitar tener que verse inmerso en el problema de tener que consumir bifosfonatos, la especialista recomienda que las personas ingieran diariamente 800 unidades de vitamina D, especialmente a partir de los 55 años que es cuando ya no se pierde toda la fijación de esta vitamina de manera natural.
 

*La Dra. Isabel Rucker Joerg es médico internista de metabolismo óseo y mineral


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: