Cuida tus pies en verano

Es importante secar bien los pies para evitar la aparición de hongos que junto a las grietas son las dolencias más comunes de los pies en verano.

07/07/2011 5:42
AA

 El verano trae consigo mucho calor y en consecuencia la sudoración, por ello es que en esta época debe prestarse especial atención a los pies, especialmente si vamos a usar piscinas.

Generalmente en verano se ponen de moda las sandalias y zapatos abiertos, y en ocasiones incluso preferimos prescindir del calzado, pero esto, aunque nos dé un confort respecto a la temperatura, a la vez incrementa el riesgo de contraer hongos, y que se nos agrieten los pies.

Para evitar estas dolencias que son de las más comunes, los podólogos indican que lo más recomendable es usar chanclas de baño en piscinas y centros termales, así como hidratar y lavar diariamente los pies para evitarlos.

Elegir unas sandalias puede parecer simple, pero no lo es tanto, pues de acuerdo con el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana, una mujer debe elegir unas sandalias de poco tacón para descargar la presión de la zona lumbar,  y con una suela suave para amortiguar la pisada.

La mejor hora para comprar los zapatos es al final de la tarde, según refieren expertos, pues cuando el pie está más hinchado y así evitaremos que a cierta hora del día nos aprieten y nos lastimen.

Y claro, el zapato no lo es todo, también debemos saber cómo cortarnos las uñas para evitarnos otro tipo de problemas.

De acuerdo con los podólogos lo mejor es recortarlas en forma recta, si se usa esmalte lo mejor es usar primero una base protectora y luego el de color, del mismo modo cambiar el barniz de forma frecuente para evitar hongos por amarilleamiento.

Usar chanclas es bueno cuando andamos en lugares públicos, pues así evitamos posibles contagios por hongos, pero no es lo más recomendable cuando estamos en nuestra casa, pues al no tener un buen soporte en los pies, los dedos se pueden acalambrar o engarrotarse.

Secarse los pies es de vital importancia para evitar hongos, así como hidratar diaramente la zona de los talones para evitar las grietas.

Ahora que si ya hay callos, pies duros o uñas amarillas  lo mejor es acudir con el especialista para descartar cualquier infección y que nos dé un tratamiento. (Con información de 20 minutos)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: