¡Cuidado con la conjuntivitis primaveral!

Se puede confundir con exceso de trabajo en la computadora, desvelo, cansancio, irritación por smog, señala especialista a SUMEDICO.

26/04/2011 7:57
AA

La mayoría de las personas no le da importancia a la aparición de las lagañas en los ojos, si acaso les molesta o no les gustan como se ven y las retiran; sin embargo debería de tenerse mucho cuidado pues la conjuntivitis es una infección grave que provoca, como su nombre lo indica, la inflamación de  la conjuntiva del ojo y esto puede llevar a una sensible pérdida de la calidad de la visión.

En entrevista con SUMEDICO, el licenciado en optometría Julio Villalobos Alba* explicó que este tipo de infecciones se dispara severamente en época de calor.

“Se le llama conjuntivitis primaveral y es muy severa porque, debido que las altas temperaturas provocan que se resequen y se conviertan en polvo las heces fecales de los animales o del ser humano desechadas al aire libre en la vía pública o en zonas rurales,  el aire hace volar estas partículas y de esta manera se llegan a alojar en el ojo, provocándole una severa infección.

Existe otro tipo, la conjuntivitis viral la cual se caracteriza porque se presenta en cualquier fecha o estación del año, pues es causada por virus diversos.

El grave problema con la conjuntivitis es que no se le da un adecuado tratamiento, por lo que la infección aumenta e incluso llega a ser permanente.

Villalobos Alba apuntó: “Los pacientes van  al centro de salud o centro familiar donde lo más común es que se suministre cloranfenicol,  pero este antibiótico es de de bajo espectro, es decir, no contiene el nivel antibacterial o antiviral para acabar con la infección por lo cual sólo provoca que la conjuntivitis se haga resistente al medicamento. Al no obtener resultados para eliminar la infección, probamos con otras gotas hasta que la infección se hace inmune y ya no es posible eliminarla”.

El especialista apuntó que el cloranfenicol es el biológico que se receta porque, “es lo único que se distribuye en el sector salud de manera gratuita, son las únicas gotas que están dentro del cuadro básico, incluso puedes comprarlo en la farmacia y como es antibiótico de bajo espectro no te piden receta”.

Este mal tratamiento, prosiguió el especialista,  se puede convertir en una conjuntivitis crónica, es decir “la persona se acostumbra a vivir con el ojo rojo, traerlo como semáforo y siempre  tener comezón y lagaña”, el problema es que en el paso de aproximadamente seis meses comienza a perderse la calidad de la vista.

Es por lo anterior que es necesario acudir con el especialista para una adecuada atención de la conjuntivitis, la cual se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento en ojos
  • Comezón
  • Ardor 
  • Intolerancia  a la luz del sol
  • Aparición de lagaña

Es necesario acudir al especialista de presentarse estas características, subrayó el doctor Villalobos Alba, pues en ocasiones la infección se llega a confundir con exceso de trabajo en la computadora, desvelo, cansancio,  irritación por smog, lo cual conlleva a asumir actitudes aún más dañinas para nuestra vida, pues “lejos de atendernos y tener el medicamento adecuado,  nos acostumbramos o compramos las gotas de nafazolina o solutina, que es un vasoconstrictor y  elimina lo rojo por la irritación, pero no ataca la infección porque no es un antibiótico”.

Los riesgos de mayor infección aumentan cuando se recurren a los tratamientos caseros, como es hervir manzanilla para lavar el ojo pero esto puede resultar peor, pues esta flor produce efectos secundarios debido a que está regada con aguas negras, o bien puede que haya sido fumigada con fuertes insecticidas, en ambos casos las partículas contaminadas llegan al ojo donde se registra la inflamación.

Otro remedio común es el uso de una “gotita” de limón, lo cual no es recomendable, refirió el especialista: “Estamos de acuerdo que es un ácido por lo que al colocarlo en el ojo lo primero que pasa es que arde horrible, esto porque quema la primera capa de la córnea (son tres en total) la cual se autoregenera rápidamente y por eso las personas que acostumbran este remedio comienzan a ver clarito; sin embargo si se hace de manera frecuente lo que se provoca es que se debilite la córnea y el ojo se hace más sensible a las infecciones.

El especialista Julio Villalobos Alba advirtió que los daños provocados a los ojos son irreversibles, por lo que se deben extremar sus cuidados en especial cuando se trata de niños, quienes son más propensos a infecciones porque no cuentan con todas las defensas y sus ojos son más sensibles.

*Julio Villalobos Alba, Licenciado en Optometría egresado del IPN. Para contactarlo puede escribirle al mail:   aojodeaguila@hotmail.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: