Cuidado con lo que bebes, puede provocar obesidad

El 20% de las calorías que se consumen provienen de bebidas, especialistas sugieren preferir el agua simple a bebidas azucaradas.

11/11/2014 4:16
AA
Cuando se decide llevar una dieta  sana, que permita mantener un peso ideal, no sólo se debe poner énfasis en la comida sólida, las llamadas calorías líquidas llegan a aportar hasta el 20 por ciento del consumo total diario y provocan menos saciedad que los alimentos sólidos, por lo que son un factor de riesgo mayor para la obesidad.
 
En el blog Gente Saludable del Banco Interamericano de Desarrollo, Juan Rivera Dommarco, Sonia Hernández Cordero, Anabelle Bonvecchio Arenas y Teresa Shamah Levy del Instituto Nacional de Salud Pública explican que para lograr una alimentación correcta no basta poner atención en lo que se come sino también en lo que se bebe.
 
Para prevenir la obesidad y el sobrepeso los investigadores destacan la importancia de identificar las bebidas que al ser consumidas en exceso pueden llevarnos a consumir calorías de más y éstas son: refrescos, aguas frescas, jugos, café y té con azúcar adicionada, bebidas deportivas y jugo de frutas naturales con y sin azúcar adicionada.
 
Un reporte de Euromonitor International indica que en América Latina los mexicanos beben 119 litros de refresco al año por habitante, ocupan el tercer lugar de la lista que encabeza Argentina con 131 litros y secunda Chile con 121 litros.
 
El límite máximo de consumo de azúcar para un adulto al día es de 50 gramos, pero si nos atenemos  a la nueva guía propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la recomendación es de la mitad, 25 gramos diarios, apuntan los especialistas del INSP.
 
Una lata de refresco de 355 mililítros, como la que se beben muchos a la hora de la comida, tiene 7.4 cucharadas de azúcar, que equivalen a 37 gramos, el 75 por ciento del límite máximo para un adulto durante un día y 150 por ciento de acuerdo a lo que sugiere la OMS
 
En los últimos 13 años en México creció el consumo de bebidas azucaradas, por la preferencia en la población infantil de la leche saborizada, aguas frescas con azúcar y jugos a base de frutas. Mientras que las mujeres  se inclinaron por el refresco, café o té con azúcar adicionada y aguas frescas.
 
Este hábito, además de provocar sobrepeso y obesidad, está relacionado con el aumento en el riesgo de desarrollar diabetes, aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares.
 
Si no sabes cómo hacer la elección de las bebidas para acompañar tus alimentos, puedes basarte en las siguientes recomendaciones de los investigadores del INSP, tomando en cuenta que un vaso son 240 mililítros:
  • Agua potable.- Es la bebida más saludable para satisfacer necesidades de hidratación. La recomendación es beber de seis a ocho vasos diarios.
  • Leche semidescremada y descremada sin azúcar adicionada.- Fuente importante de calcio y vitamina D. Se recomienda su consumo en niños mayores de dos años, adolescentes y adultos. El consumo de leche semidescremada y descremada debe preferirse sobre la leche entera, la cual tiene un alto contenido de grasa saturada, cuyo consumo se relaciona con enfermedades cardiovasculares. Beber un máximo de dos vasos al día.
  • Café y té sin azúcar adicionada.- Se ha encontrado algunos beneficios para la salud por el consumo de café y té en forma moderada (no más de 4 tazas al día de café), principalmente en adultos. Sin embargo al agregarle leche o azúcar, incrementa el aporte calórico (la densidad energética) de estas bebidas y por ello hace menos recomendable su consumo. Si se bebe sin azúcar se pueden consumir hasta cuatro tazas al día.
  • Café y té con edulcorantes no calóricos y refrescos de dieta.- El consumo de estas bebidas es preferible que aquellas que tienen edulcorantes calóricos, ya que no aumentan el consumo de energía. Sin embargo su consumo puede aumentar la preferencia por alimentos dulces y desplazar al agua, por lo que no se recomienda su consumo en niños. Adultos máximo dos vasos al día.
  •  Jugo 100% de frutas.- Su consumo debe ser limitado a medio vaso por día (125 ml), ya que aportan igual o más calorías que otras bebidas azucaradas, sin los beneficios de la fruta entera. Se recomienda comer fruta en trozos en lugar de beber jugos.
  • Refrescos y otras bebidas con azúcar adicionada.- Como agua frescas, jugos de frutas artificiales, bebidas deportivas. (No se recomienda su consumo)

 

 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: