¡Cuidado con Sindrome del segundo impacto!

Si un deportista sufre un golpe en la cabeza, es necesario se someta a estudios antes de entrenar nuevamente, para evitar complicaciones cerebrales

24/05/2011 5:51
AA

El ejercicio es considerado una de las mejores actividades a favor de nuestra salud; sin embargo, los jóvenes atletas deben atender que, al igual que cualquier otra persona, son vulnerables a los golpes en especial si estos son en la cabeza, pues si no se atienden debidamente pueden sufrir complicacionescerebrales que pueden resultar potencialmente mortales.

Así lo advirtió el doctor  James Kinderknecht, médico  de servicio de medicina deportiva y del hombro del Hospital de Cirugía Especial de la ciudad de Nueva York, al referir que son los menores a los 25 años los más susceptibles a padecer el “síndrome del segundo impacto”, el cual se presenta cuando se reintegra a las actividades deportivas una persona que aun no ha sanado de un golpe,

Dado el alto riesgo que esto representa, la obligación de los entrenadores es atender cualquier posibilidad de que el joven tenga secuelas del impacto recibido, lo cual se pone en evidencia con los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza.
  • Mareo
  • Irritabilidad
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Vómitos
  • Cambios en la visión y la audición
  • Dificultades para seguir instrucciones

Si se presenta al menos uno de estos síntomas, la  actividad física debe ser restringida hasta que un médico los evalúe.

En caso de que el entrenador no perciba alguno de estos síntomas, que pueden desaparecer antes de que el cerebro sane del todo, pero sospeche de alguna lesión interna severa, es necesario que acuda a un médico y esto someta al paciente a una actividad física que no sea de contacto, pues así podrá observar cualquier síntoma que no haya estado presente mientras el descansaba, explicó Kinderknecht.

No existen lesiones menores

El especialista Kinderknecht refirió la importancia de que tanto los entrenadores como los padres atiendan cualquier golpe en la cabeza; “Siempre digo a mis pacientes que si es dolor de rodillas, quizás no pasa nada si juegan, pero con lo que podría ser una lesión cerebral no se puede correr ningún riesgo. Si hay síntomas, aunque sean leves, la participación no es adecuada”.

“Si unos padres y entrenadores educados respaldan una política estricta para evitar que los jugadores lesionados vuelvan al campo, podemos preocuparnos menos sobre el síndrome del segundo impacto”, concluyó.

 

(Con información de HealthDay)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: