Cuidados para un trasplante de pulmón

Médicos italianos compartieron los seguimientos previos y posteriores que se le dan a un candidato a trasplante de pulmón.

16/11/2010 5:06
AA

Para abundar sobre el tema de la Fibrosis Quística, y el seguimiento que se le debe hacer al paciente próximo a ser trasplantado, tanto antes como después de la intervención, SUMEDICO charló en exclusiva con la doctora italiana Mónica Loy, miembro de la Liga Italiana de Fibrosis Quística, durante su estadía en México para impartir el Curso de Fibrosis Quística y Trasplante Pulmonar en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias.

Antes de…

Los seguimientos previos y posteriores al paciente son muy importantes, ya que, durante el primero, se establece una relación directa entre el médico, el paciente y la familia. Ante esto, la doctora Mónica Loy comenta que la primera etapa antes del trasplante es conocer a fondo al paciente, convivir con él, conocer sus expectativas y sobre todo si tiene la capacidad para superar los obstáculos sicológicos. “En pocas palabras se trata de conocer el estado sicológico general del paciente”, comenta.

La actitud del paciente es muy importante, por ello, para la doctora Loy es sorprendente conocer personas que llegan a la consulta para el trasplante y siguen fumando: “A estos pacientes el equipo médico no los considera sino hasta que el paciente cambia profundamente su manera de vivir, porque eso demuestra que no hay compromiso (…) Porque la vida en sí es un compromiso, entonces el paciente debe comprometerse a fondo a modificar su manera de pensar”.

Después de…

Posterior a la cirugía, los cuidados cambian y se convierte en una lucha contra el tiempo para poder hacer un seguimiento formal pero espaciado, para conocer cómo va comportándose el organismo del paciente.

“Después del trasplante de pulmón por fibrosis quística, por ejemplo, en Italia, el paciente va al centro de cuidados por un periodo determinado para checar el drenado de su sangre, el equilibrio, el estado general de salud, siempre en conexión con el centro de salud que lo ha seguido desde antes de la cirugía”, comenta la doctora Loy.

El paciente también debe ser hospitalizado para ver que el pulmón siga trabajando sin problemas.

Un chequeo importante, que revela mucho de la salud del paciente trasplantado, es sobre la piel, ya que, como dice la doctora Loy “desde la piel puede verse si algo no funciona, y este procedimiento se hace de 6 meses a un año”.

No obstante los cuidados, existen pacientes que no toman con seriedad los procedimientos y vuelven a su estilo de vida habitual. Ante esto, la doctora Loy es enfática al comentar que “debe haber sensibilización personal de parte del paciente, además el trasplante involucra a la familia para cuidar el sistema de vida del paciente, y si las dificultades siguen, los médicos de base se apoyan con sicólogos para tratar el problema de actitud del paciente”.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: