Curar de espanto: ¿mito o realidad?

El terapeuta se encargará del tratamiento.

31/10/2018 4:28
AA
curar de espanto

El susto es una de las expresiones psicosomáticas frecuentes  que puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad.

A menudo hemos escuchado que se puede curar de espanto, sin embargo, ¿qué significa esto, ¿qué es el espanto o susto? y, ¿cómo repercute en la salud?

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el espanto o susto puede llevarse al enfoque médico, pero también es frecuente en el medio popular.

Al respecto, el susto es una de las expresiones psicosomáticas frecuentes  que puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad, por ello es importante considerarlo también como un tema médico.

Y es que, el susto o espanto puede ocultar algún tipo de enfermedad y ser fuente de creencias populares, por ejemplo el del susto como pérdida del alma o el curar de espanto.

También te recomendamos: 5 claves para comer pan de muerto saludablemente

Curar de espanto: la realidad

Curar de espanto es en realidad una creencia popular en la que curanderos buscan aliviar el susto en bebés, niños y adultos por medio de diversos métodos.

Entre estos modos de “curar el espanto”; está sacudir un periódico alrededor del cuerpo de la persona afectada o también utilizan el alumbre o huevo de gallina.

Sin embargo, los anteriores métodos son parte de la creencia popular, así que carecen de evidencia científica que respalde la curación o que los avale como remedios para curar de espanto.

Al respecto, el susto más allá de una tradición popular es un impacto psicológico de intensidad variable que se presenta como consecuencia de diversos factores, por ejemplo ante desastres naturales, experiencias personales negativas o bien los fenómenos de índole sobrenatural.

Así, el susto puede identificarse por los síntomas y signos diversos que produce, como son:

1. Falta de apetito

2. Somnolencia

3. Sensación de frío en extremidades

4. Tristeza

5. Angustia

6. Dolores de cabeza

7. Hipersensibilidad en el trato con los demás

8. Insomnio

9. Fiebre leve

10. Dificultades para caminar.

También te sugerimos: ¿Cómo poner una ofrenda de Día de muertos?

Finalmente, la UNAM refiere que los tratamientos para el susto o espanto son diversos, sin embargo, el especialista que deberá tratar el susto, es un terapeuta tradicional ya que el susto no es la pérdida de ánimo, sino la pérdida de una entidad anímica.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: