Curiosidades sobre el semen que nadie más te dijo

Para tener una vida sexual placentera, hay que estar informados sobre el semen y los espermatozoides

20/07/2017 4:30
AA

Seguro te han dicho más de una vez que el líquido pre-eyaculatorio puede tener espermas, ¿y si te dijéramos que no es así?

Checa este y otros datos curiosos que seguramente no conocías y que te sorprenderán.

  1. Los espermatozoides están diseñados de forma especial

Son las únicas células humanas producidas en un individuo, pero diseñadas para sobrevivir dentro de otro organismo.

  1. El semen se fabrica en tres partes distintas del cuerpo 

Se ha comprobado que el semen proviene de tres estructuras principales.

La primera es la próstata, que forma una sustancia lechosa llena de enzimas, proteínas y minerales. La segunda son las vesículas seminales, donde se produce la fructosa y dos tercios del fluido seminal. La tercera son los testículos, que producen el esperma y otros fluidos.

  1. El líquido previo a la eyaculación no contiene esperma

Más de una vez hemos leído que el semen que sale del pene del hombre antes del orgasmo puede causar un embarazo. Sin embargo, estudios comprueban que el líquido pre-eyaculatorio proviene de una glándula totalmente diferente, la glándula de Cowper.

Sin embargo,  después de la eyaculación, el líquido pre-eyaculatorio podría contener algo de esperma sobrante, así que es mejor tomar precauciones.

  1. Los hombres producen mucho esperma

Se sabe que un varón humano produce unos 150 millones de espermatozoides en un solo día.

  1. Cada eyaculación contiene unas 10 calorías por cucharada pequeña

Esto se debe a que le semen está compuesto principalmente por agua.

  1. La mayoría de los espermatozoides de un hombre no sirven

En una eyaculación promedio, solo un poco más de la mitad del semen puede nadar, mientras que un 70 a un 90% no están diseñados para nadar.

Esto se debe a que algunos espermas pueden tener dos cabezas, dos colas, cabezas muy grandes o muy pequeñas, colas demasiado grandes, demasiado pequeñas o inexistentes.

  1. El semen está protegido para que tu sistema inmunológico no lo ataque

El cuerpo masculino no comienza a generar esperma hasta que llega a la pubertad. Para ese momento, el sistema inmunológico ya decidió qué células son parte del cuerpo y cuáles no. Eso significa que tu cuerpo atacaría el esperma como si fuese un intruso. Sin embargo, los testículos están blindados del resto del cuerpo y son un “sitio inmunológicamente privilegiado.”

  1. Lo que comes y bebes afecta a tu semen

El nivel de hidratación puede afectar el volumen y la viscosidad de la eyaculación. Algunas evidencias anecdóticas sugieren que la dieta afecta el sabor del semen, aunque aún no hay muchos estudios sobre el tema.

>> Cambia el sabor del semen con estos alimentos 

  1. No es lo mismo el esperma que el semen

Los espermatozoides son las células reproductivas que parecen un renacuajo, mientras que el  fluido seminal es el líquido en el que nadan los renacuajos. La combinación de ambos es el semen, que transporta y protege al esperma.

  1. El semen es mayormente agua

Sorprendentemente, solo contiene un 1% de esperma, aunque también tiene muchas otras cosas buenas, como calcio, fructosa, y otras enzimas y minerales.

  1. Eyacular mucha cantidad no quiere decir que el semen sea más potente

No hay evidencia científica entre la fertilidad y el volumen de una eyaculación. De hecho, en casos particulares puede considerarse como un problema.

  1. Cuando te haces una vasectomía eyaculas casi la misma cantidad que antes

La vasectomía es una operación que desconecta el pasaje en el que el esperma se encuentra con el resto del equipo seminal que viene de otras partes del sistema reproductivo. Las eyaculaciones después de una vasectomía tienen entre un 5% y 10% menos de fluido.

>> ¿Cómo influye la vasectomía en la vida sexual? 

  1. No puedes contagiarte un resfriado a través del semen

 El semen no puede contagiarse ni transmitir un resfriado, pero esto no significa que no pueda tener otros fluidos que se intercambian durante la actividad sexual. El semen puede transmitir muchas ETS.

  1. El fluido seminal es el protector sagrado del esperma

El fluido seminal es alcalino, contrarresta la acidez que experimenta el esperma dentro del sistema reproductivo femenino. Y lo más importante: el fluido seminal provee a los espermatozoides de la energía necesaria para nadar.

  1. No hay estudios que confirmen que los suplementos aumenten la eyaculación

Además de tomar agua y no eyacular durante un tiempo, no hay mucho que se pueda hacer para cambiar el volumen de una eyaculación

Recuerda que para tener una vida sexual placentera,  hombres y mujeres deben estar informados sobre el semen y los espermatozoides.

(Con información de 20 minutos)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: