Datos que no sabías sobre la donación de sangre

Una persona que va a donar sangre debe cumplir algunos requisitos, entre ellos ser mayor de 18 años y menor de 65.

12/06/2015 3:38
AA
Con una donación de sangre se pueden beneficiar hasta cuatro pacientes, los requisitos son: ser mayor de 18 años y menor de 65; pesar más de 50 kilos, en caso de donar plaquetas se debe presentar con un ayuno de cuatro horas.
 
Las mujeres no deben estar embarazadas, ni haber tenido un embarazo en los últimos seis meses, no debe estar lactando o en el periodo menstrual.
 
En el Día mundial del Donador de Sangre, compartimos diez datos que debes saber:
 
1. Hay beneficios para la salud del donador. Donar sangre es renovar el cuerpo y remover los excesos de hierro en el cuerpo, principalmente es benéfico para los hombres mayores de 30 años, pues presentan un exceso de hierro en la sangres que está relacionado con diabetes, presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares y cáncer, por lo que remover el hierro. A través de una donación cada tres meses puede mantener niveles óptimos en la sangre.
 
2. Obtienes estudios de laboratorio gratuitos. La mayoría de los bancos de sangre dan como estímulo los resultados de los estudios realizados a los donadores de sangre que incluyen determinación de tu grupo sanguíneo ABO y RhD, biometría hemática, pruebas para diferentes  infecciones que se transmiten por diferentes vías, siendo una de ellas la transfusión de sangre (VIH o sida, hepatitis C, hepatitis B, chagas y sífili) además se hace una valoración de las condiciones de salud al momento de la donación. 
 
3. Los tipos de sangre. El 65% de la población tiene sangre tipo “O”, el 25% es “A”, el 8.5% “B” y tan sólo el 1.5% le corresponde el grupo “AB”. En cuanto al RH son dos: positivo y negativo.
 
4. Los litros de sangre que tiene el cuerpo humano. Las personas adultas tiene en promedio entre 4.5 y 5 litros de sangre, cuando se dona sangre sólo se extraen 450 mililitros, y 24 horas después de la donación el cuerpo recupera el volumen sanguíneo que tenía antes de ésta.
 
5. Sí se puede donar si tuviste hepatitis. La hepatitis que se contrajo en la infancia no es un motivo para no donar sangre, es uno de los grandes mitos que existen en el consciente colectivo.
 
6. Sí se puede donar con tatuajes y perforaciones. Las personas con tatuajes o perforaciones sí pueden donar sangre, siempre y cuando haya transcurrido un año desde la elaboración del último tatuaje o piercing.
 
7.Sí se puede donar después de una cirugía. Las personas que se sometieron a una cirugía sí pueden donar sangre, siempre y cuando haya transcurrido un año de ésta y las condiciones médicas y genéticas sean las adecuadas.
 
8.Una bolsa de sangre cuesta 400 dólares.El costo institucional de una bolsita de 280 mililitros de sangre es de 400 dólares por las pruebas de laboratorio que deben practicarse y las condiciones de almacenamiento que requieren.
 
9. México necesita cuatro millones de unidades de sangre. Anualmente en el país capta dos millones de unidades de sangre pero necesita casi el doble, y por lo menos hay 16 millones de mexicanos que podrían ser donadores óptimos pero que no tienen la cultura de la donación.
 
10. Existen 565 bancos de sangre. En el país el número de bancos de sangre sobre pasa los de otros países pero hay desorganización y desabasto. En unos sitios hace falta y en otros desperdicia. Canadá, por ejemplo, cuenta con sólo 12 bancos de sangre para todo el país. 
 
11. Casos en los que no se aceptan donaciones. Personas con mayor probabilidad de infectarse con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus de la hepatitis C, virus de la Hepatitis B y otras enfermedades de transmisión sexual y por transfusión; esto incluye a sus parejas sexuales. Además:
  • Quienes tengan prácticas sexuales de riesgo (sexo no seguro).
  • Los que han sido usuarios o son usuarios de drogas inyectadas.
  • Personas que requieran transfusiones.
  • Personas con antecedentes de haber estado internos en instituciones penales.
  • Personas que han recibido  cualquier tipo de trasplante.
  • Personas que no estén en pleno uso de sus facultades mentales.
  • Personas que han padecido paludismo o enfermedad de Chagas.
  • Personas que cursen con enfermedades crónicas que por sí solas o por el tratamiento que estén recibiendo se ponga en riesgo la salud al donar sangre.
  • Quienes padezcan alergias graves.
  • Las que estén tomando medicinas que afecten la donación de sangre
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: