Debemos perderle el miedo al cáncer

La desinformación y la poca cultura, principales enemigos, dice a SUMEDICO Ricardo Sosa, director del Centro de Oncología del Hospital Médica Sur.

12/07/2010 12:51
AA

La desinformación y la poca cultura que se tiene para el cuidado de la salud, son las causas principales por las que se mantienen falsos mitos en torno al cáncer, los cuales son necesarios romper a fin de que las personas se atiendan de manera temprana y de esta forma puedan alcanzar la cura, aseveró el doctor Ricardo Sosa Sánchez, director del Centro de Oncología del Hospital Médica Sur.

En entrevista con SUMEDICO, el especialista lamentó que se hable de las quimioterapias y otros tratamientos de cáncer como si fueran lo peor para un paciente, pues esto sólo provoca que las personas dejen pasar  desapercibidos síntomas que, desde un principio, alertan respecto a la posibilidad de desarrollar esta enfermedad.

“Es como el avestruz que mete la cabeza a la tierra, a ver si así no tengo algo…  Las personas acuden al médico cuando ya es imposible soportar el dolor, cuando un órgano ya no funciona. La frase favorita de muchos es  ahora sí ya no aguanté doctorcito, ahora sí ya no podía y entonces ya vine ¡Ah, pues qué bueno que se decidió,  total si hubiera venido antes le hubiera ido mucho mejor!”.

Esto, enfatizó, cuando la forma de lograr tener una cura es superar el miedo, “entrándole al toro, como dicen, es la única manera, porque precisamente parte del miedo es preguntarse  qué me va a pasar, me va a doler, ¡me van a dar quimioterapia y es terrible, mala, ardes en vivo!, esto es puro mito, no es así, la historia es muy diferente”.

El especialista explicó que la quimioterapia no quema, como se afirma, en todo caso los efectos secundarios dependen del tipo de cáncer que se padezca.

Además, subrayó, existen ya diversos fármacos  que ayudan a eliminar dichos efectos, “ya es raro la náusea y el vómito; para algunos medicamentos es rara la caída del pelo, hay otros que pueden superar la baja de glóbulos blancos. Pero lo malo es que de lo positivo que existe para atender al cáncer, nada se escribe”.

Insistió: “Y ya no es la quimioterapia y el resto del cáncer, como si hubiera un solo chocho, hay cientos de fármacos, dosis, esquemas, que pueden acomodarse porque la medicina es cada vez más personalizada, por lo que no siempre es quimioterapia, ni siempre es cirugía primero, ni tampoco se va a radiar siempre a alguien. Cada caso debe evaluarse individualmente”.

Sosa Sánchez precisó que existen casos en que, si el tumor es muy localizado, sólo se requiere de una disección local, como puede ser en el cáncer de mama; esto, depende de la sintomatología de la paciente, puede respaldarse con ciertos medicamentos que abran la posibilidad de recuperar  el seno, o quizás esto sea posible con una radiación local de unas cuantas semanas.

Porque ahora, enfatizó, la radiación es mucho más benigna que en décadas pasadas, ya no dañan al paciente, pues “los aparatos de radio son diferentes, utilizan  aceleradores lineales, electrones,  ya no son las bombas de cobalto con alto índice radiactivo ni  con penumbra muy grande que irritaba mucho”.

Cáncer de mama, no es un drama de telenovela

Anteriormente, en el 100 por ciento de los casos de cáncer de mama era necesario retirar el seno afectado; actualmente, gracias a los nuevos tratamientos, sólo se hace necesaria esta operación en 40 o 50 por ciento de las pacientes, afirmó el doctor Ricardo Sosa.

Sin embargo, reprochó, en los programas de televisión, en especial en las telenovelas, se hace ver al cáncer de mama como una condena a muerte, “en donde una persona sufre lo indecible, lo horrible y la gente sufre con ellos y esto contradice la prevención”.

Esto, abundó, cuando existen muchísimos casos en los que hay grandes mejorías, e incluso cura, “ojalá hicieran una telenovela de aquí –del Centro de Oncología-  donde tenemos 80 pacientes que han evolucionado de manera excelente”.

El médico hizo hincapié en que el avance de la ciencia médica ha permitido eliminar las operaciones en las que se hacían grandes mastectomías, “quitándose la mama, e incluso el músculo de alrededor, para que después  aparecieran los tumores en la piel, en el hueso”.

Hoy esto no es así, reiteró a SUMEDICO el especialista, incluso, dijo, es posible no retirar la mama y proceder únicamente a la radiación para disminuir el riesgo de que se desarrollen otros tumores, llamados también metástasis, las cuales son normales en una enfermedad como el cáncer que es sistémica, es decir, tiende a diseminarse en todo el organismo. (VEA EN SECCIÓN MULTIMEDIA DE SUMEDICO FOTOGALERÍA DEL CENTRO ONCOLÓGICO MÉDICA SUR)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: