¿Por qué deberías meditar de pie?

Puedes hacerlo en cualquier lugar, recibes mejor la energía y no eres sedentario

24/11/2016 4:03
AA

Convencionalmente meditar requiere de un lugar tranquilo donde nos podamos sentar y olvidarnos del mundo por un rato, pero ¿qué tal si intentas hacerlo de pie?

Si bien en la tradición budista se indica que para meditar hay que sentarse, hacerlo parados tiene múltiples beneficios en nuestro organismo como revertir los efectos del sedentarismo, cultivar herramientas para mantener el estado meditativo en la cotidianidad y ayudarnos a enfrentarnos a situaciones estresantes.

En relación al sedentarismo, actualmente pasamos mucho tiempo sentados lo que conlleva a problemas de espalda, circulación e incluso depresión. Meditar ayudará a revertir estos efectos y a su vez dar una sensación de calma.

Asimismo, existen otros tres beneficios que se obtienen de esta práctica, los cuales te decimos a continuación.

Fija tu atención en el eje vertical

La esencia del yoga tanto del hinduismo como de sus aplicaciones tántricas en el budismo, consiste en hacer que la energía fluya por el canal central.

Esto se puede lograr sentados, pero si lo haces de pie, tendrás una conciencia distintas de cómo fluye el aire por el cuerpo, con menos bloqueos y obstrucciones.

También es efectivo para tratar los problemas digestivos porque el intestino y los órganos involucrados en el proceso, se liberan de la presión que les causa una mala postura.

Sientes la energía de la tierra

Meditar descalzo, te permitirá sentir la energía de la tierra y poner atención a las sensaciones del cuerpo al momento de respirar.

Lo ideal es respirar en todo el cuerpo recorriendo cada parte de la cabeza a los pies. Abrir las palmas de las manos apuntando hacia abajo, también te permitirá sentir la energía.

No pierdes el estado meditativo

Te permite comprender que meditar no sólo se reduce a un sillón o cojín, sino que puedes hacerlo en cualquier parte.

Al estar de pie, puedes poner en práctica tus habilidades incluso cuando vas caminando, al ir en el metro, estar en una reunión familiar, al hacer las compras, etc.

Esto permitirá que alcances el estado supremo que establece el tantra tibetano: la no- meditación que es donde se mantiene la calma y luminosidad en todas las actividades que se realicen y la vida misma sin distinción.

(Con información de harmonia.la)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: