Deja de quejarte en cuatro pasos

La queja puede convertirse en un método para evadir responsabilidades

05/04/2017 4:02
AA

Quejarte es algo muy común y hasta necesario en algunos momentos porque te ayuda a liberar tu estrés, a expresar lo que te incomoda y a resolver conflictos.

El problema, es cuando la queja se vuelve crónica y cualquier situación que vives hace que pierdas el control y que no estés a gusto.

La queja puede convertirse en un método para evadir responsabilidades de lo que nos sucede o no tomar medidas ante lo que nos desagrada. La consecuencia de esto es la infelicidad y diversos problemas tanto en el trabajo como en la familia.

Si este es tu caso, es importante que aprendas a dejar de quejarte e cualquier cosa, pero ¿cómo? A continuación te lo decimos.

Toma una actitud activa

Una de las características de la queja es la pasividad, lo que provoca que nos sintamos víctimas y que nos impide buscar soluciones.

En lugar de dejarte llevar por la queja, toma todos estos sentimientos y emociones, y transfórmalos en impulsos para cambiar la dirección de los sucesos frente a ti.

No rechaces lo que te ocurre

Cuando te ocurra algo que no te agrada, no lo rechaces porque así comenzarás a quejarte.

Lo mejor es aceptarlo con la mejor actitud y si se trata de un error que cometiste en el pasado, debes aprender a perdonarte y a dejar de lamentarte por algo que no puedes cambiar.

Recuerda que al final lo que queda son las lecciones, las cuales te ayudarán a elegir una mejor forma de vida.

Sé valiente y responsable

Deja de culpar a los demás por tus desgracias y hazte responsable de las situaciones frente a ti.

Aunque otros no tengan la mejor actitud con nosotros o tengan una mínima participación en lo que nos ocurre, al final la responsabilidad es exclusivamente tuya.

Sé consciente de tus acciones y actúa de forma inteligente.

Habla con tu queja

Cuando te estés quejando, piensa por un momento ¿por qué esto me disgusta?, ¿por qué me estoy quejando?, ¿qué gano con ello?

En más de una ocasión descubrirás que la razón sólo es llamar la atención o culpar a los demás por algo que no quieres aceptar.

Sin importar cuál sea el motivo, debes aprender a dejar de quejarte en exceso, pues esto provocará que las cosas no resulten como deseas.

(Con información de Mejor con Salud)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: