Dejar de fumar tiene efecto rápido en la salud

Conforme se deja de fumar, la salud va mejorando considerablemente, hasta reducir en más de 50% el riesgo de cáncer de pulmón.

30/05/2011 9:31
AA

Veinte minutos después de fumar un cigarrillo, la presión arterial del fumador regresa a su nivel normal, así como la frecuencia cardiaca y la temperatura que tienen pies y manos. De igual manera, después de ocho horas de haber fumado, el oxígeno permite que la respiración sea más profunda y los pulmones trabajan mejor, indicó Nieves Martell, presidenta de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA).

Estos, entre otros, son algunos de los beneficios que trae a la salud dejar de fumar. Tras tres días de dejar el hábito:

  • Los pulmones aumentan de volumen
  • Mejora la respiración
  • Mejoran los sentidos del gusto y el olfato
A los nueves meses de dejar de fumar:
  • Reduce la tos
  • Reduce congestión y falta de oxígeno
  • Los filamentos de los pulmones vuelven a crecer
Después de 5 años sin fumar:
  • La gente reduce hasta en un 50 por ciento el riesgo de sufrir cáncer de pulmón
  • A los 10 años, el riesgo es prácticamente idéntico al de una persona que nunca ha fumado
  • Se reduce también el riesgo en un 50 por ciento de padecer cáncer de vejiga, de cavidad bucal y de esófago.
“Las ventajas de dejar de fumar son indudablemente múltiples”, indicó Martell.
 
A un día de conmemorar el Día Mundial sin tabaco, la Organización Mundial de la Salud indicó que el tabaquismo es un hábito que provoca por lo menos 5 millones de muertes anuales.
 
“El humo del tabaco entra por los pulmones, pasa al torrente sanguíneo y llega al corazón a través de las arterias coronarias que lo irrigan. Este humo llega con nicotina y monóxido de carbono, sustancias que reducen la irrigación de sangre y pueden producir una isquemia, reduciendo la concentración de oxígeno en el músculo cardíaco”, manifestó Martell. 
 
Otro problema más es que los fumadores tienen alterado el sentido del gusto, por lo que deben añadir más sala  las comidas, lo que aumenta el riesgo de padecer hipertensión
 
“El tratamiento antihipertensivo en los pacientes que fuman es menos eficaz y los problemas asociados a la hipertensión son más importantes y frecuentes en fumadores que en los que no lo hacen”, finalizó Martell. (Con información de Europa Press)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: