Dejar de fumar, un acto de amor: Raquel Pankowsky

La actriz reconoce que su adicción al tabaco afectó su salud y vida personal; ha sido una lucha difícil, que lleva seis años ganando.

08/09/2013 12:00
AA

Después de 44 años de ser fumadora, Raquel decidió tener una vida más saludable sin la presencia del tabaco.

“Mi primer acercamiento con el cigarro fue con mis papás cuando yo tenía 11 años. Se los encendía en la hornilla de la estufa, me acuerdo que los actores guapos y esas actrices bellísimas de la época fumaban. Además, ya en la escuela yo fumaba con mis compañeras, ellas lo hacían por travesura y yo por gusto”, reveló la actriz Raquel Pankowsky, quien compartió su testimonio este domingo con el público de SUMEDICO Radio.

Íconos del cine fueron para Raquel inspiración, -o malos ejemplos-, para tomar el hábito del cigarro, por ejemplo, fue impactada por la española Sara Montiel, quien en su momento interpretó el tango “fumando espero”. También fue atraída por el elegante porte de María Félix al tomar un cigarrillo en escena. Pero fumar, al final, no era ese Edén que Raquel esperaba.

Al fallecer los padres de la actriz, cuando ella tenía 25 años, recurrió al cigarrillo como su tabla de salvación. “Ahora me doy cuenta que a través del cigarro hice un compromiso con mis padres, es como si al dejar de fumar yo los traicionara y los abandonara, aunque estuvieran muertos”, explicó la Raquel.

Su vida alrededor de una cajetilla
Pankowsky dejó de hacer cosas por miedo al rechazo y el que l gente notara su afección por el tabaco. “Yo dejé de vivir cuando fumaba. Por ejemplo, cuando salía con alguien pensaba que si me oía toser en la mañana le iba a dar asco y no me iba a querer, si me reía o hacía cualquier otra cosa y tosía era muy incómodo, pero no me importó y yo privilegié fumar”.

Raquel muchas veces intentó dejar de fumar, pero recaía “Llegó un momento en el que tenía que dormir sentada, mi tos ya era molesta y me daba mucha vergüenza, esto llegó a ser tan grave, que en una meditación no dejé que nadie tuviera concentración, ahí ya fui en busca de un especialista, un neumólogo”, explicó.

“Uno por sí sola no puede dejar de fumar, yo sola nunca pude, yo pensé que tenía cáncer y que me iba a morir por lo mal que me sentía”. Cuando Raquel fue diagnosticada con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), su tratamiento comenzó con una sola instrucción: fumar un mes completo todo el tiempo, con la condición que fuera en espacios abiertos, no en su casa. “En ese momento no podía hacer nada más que fumar, no podía maquillarme o hablar por teléfono, trabajar, porque al tener que salir, sólo me daba tiempo de encender cigarros, fue un juego muy inteligente por parte del doctor”, mencionó.

La primera certeza de confianza y esperanza que el doctor le dio a Raquel Pankowsky fue que  hay muchas formas de dejar de fumar. “Así, sin decirle a nadie, la última vez que decidí dejarlo y lo logré”.

El tabaquismo, como la define Raquel es “una adicción muy difícil; una parte de uno quiere dejar de fumar y otra no: es como el hombre que sabes que no te conviene, pero lo haces una vez más, la última, nada me ha costado más trabajo que dejar de fumar.”

Su enfrentamiento al tabaco en escena
Con la obra “Humo, amo y cosas peores” Pankowsky pudo escribir un monólogo de desahogo en el cual externar su problema con el cigarro. Un drama en donde narró su adicción al cigarro y a las relaciones conflictivas.

“Ahora que ya no fumo busco cosas dulces como los chocolates, las galletas de canela, los chiclosos y las palomitas. Hago yoga y camino mucho, no necesito un auto para trasladarme, todo es mejor caminando porque así me ejercito”, explicó Raquel.

Decisión personal e íntima
Para Raquel las adicciones “son una falta de amor propio” y por ello dejarlas debería ser una decisión personal e íntima. “Regalarme salud fue mi primer acto de amor hacia mí misma”, concluyó la actriz, quien al día de hoy cumple seis años como ex persona fumadora, aunque reconoce: “sé que si enciendo un cigarro, todo mi esfuerzo desaparece; es una lucha de día a día”.

Algunos consejos que da Raquel Pankowsky a personas que buscan dejar el cigarro son:
1.-
Sacar de casa todo lo que te recuerde al tabaco (encendedores, ceniceros, etc).
2.- No permitir que nadie fume dentro de tu casa.
3.- Buscar las pipas japonesas para dejar de fumar.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: