Denuncian tráfico de órganos

Guadalupe Jiménez, médico internista, denunció tráfico de órganos y robo medicamentos.

15/06/2011 2:15
AA

Guadalupe Virginia Jiménez, médico internista del Centro Médico Nacional 20 de noviembre, denunció públicamente que varios de sus colegas están implicados en el tráfico de órganos de dicho hospital, específicamente de riñones, así como en el robo de medicamentos oncológicos y biológicos. (Audio)

La médico, quien prestó sus servicios para el ISSSTE por 31 años, fue despedida sin reconocimiento de su antigüedad ni jubilación, por haber dado aviso a las autoridades del hospital de los actos de corrupción, según informó en conferencia.

“Yo no sé qué pase en otras áreas, o en otras instituciones, yo vi alterada la lista de espera de los pacientes que necesitaban un trasplante de riñón en el área de nefrología, y en el primer lugar estaba el doctor Juan Sergio Barrón Morales, quien se encuentra totalmente sano y eso es tráfico de órganos”, refirió la doctora Jiménez en conferencia.

Asimismo, la médico internista comentó que podría seguir hoy día con su plaza si hubiera hecho como muchos de sus colegas “como si no pasara nada y de algún modo entrar a esa corrupción”, pero hoy tanto ella como los médicos que han firmado como testigos fueron despedidos el 10 de mayo del presente año.

La doctora  Jiménez recordó que el doctor Antonio Zarate Méndez, coordinador de servicios modulares en este hospital, le dijo que no iba a descansar hasta que ella estuviera fuera del ISSSTE, y que lo que le convenía era apegarse a la línea institucional, lo que significaba hacer caso al doctor Rafael Navarro Meneses, subdirector médico de este hospital, es decir dejar su servicio médico.

“Desafortunadamente muchos médicos siguen estando protegidos por el sindicato y nada puede hacerse contra ellos, la corrupción va desde el director general del hospital hacia abajo”, apuntó la especialista.

En cuanto al robo de medicamentos biológicos y oncológicos, la doctora Jiménez responsabiliza a su colega, Fedra Irazoque Palazuelos, jefa del servicio de reumatología, quien fue sorprendida varias veces extrayendo  Rituximab con un valor en el mercado de 60 mil pesos, así como otros medicamentos  de más de 15 mil pesos.

La doctora Jiménez dice haberse percatado de esto al recibir quejas de pacientes que decían que no les brindaban el medicamento porque no lo había, y ella, al pedir una auditoría de los inventarios y recetas surtidas, se le negó, y no sólo eso sino que le cerraron acceso a toda información.

“Para expulsarme del hospital lo que hicieron fue darme dos periodos seguidos de vacaciones y ponerme D42, lo que significa faltas injustificadas”, afirma la especialista, aunque la Secretaría de Salud sabía que estaba en espera de que la cambiaran de lugar.

Por otro lado, al temer por su seguridad, la especialista se asesoró con la PGR, que le recomendó que no asistiera a lugares muy concurridos y que de ser posible cambiara rutas para sus actividades diarias, usara taxi y cambiara de vehículo varias veces en el trayecto para dificultar que atentaran contra ella.

Sin embargo, “un día que fui por la noche, a las 11:00, al súper de una cadena de 24 horas, al bajarme del coche me amagaron y me amenazaron con un arma punzocortante, estuve en un sensación de no sé qué pasará, y me dijeron que si no detenía esto tanto yo como mi familia ibamos a terminal mal”, narró la especialista.

La doctora Guadalupe Virginia Jiménez concluyó diciendo que hoy da la cara frente a todos no sólo por protección personal, sino porque no quiere terminar toda una vida de servicio y lealtad a esta institución en la que se formó completamente que ahora es pisoteada por funcionarios que aprovechan sus puestos y compadrazgos para lucrar.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: