Deportistas, más hábiles para olvidar el dolor

No atender un dolor simple, ya sea por ejercicio o por accidente, puede desencadenar un problema más serio.

13/12/2011 8:21
AA

Sentir dolor cuando se practica algún ejercicio, o bien a causa de una lesión durante el mismo, es una situación mejor manejada por un deportista a diferencia de una persona común, la cual no está preparada para ello, indicó a SUMEDICO el fisioterapeuta Juan Pedro Casales Quezada (*), Director de la Clínica de Terapia Física y Movimiento.

La diferencia entre ambos tipos de dolor, ya sea por ejercicio o por lesión, y a causa de un accidente, es que uno puede evitarse y el otro no, señaló el especialista.

Ya sea por exceso de ejercicio o por una lesión durante la práctica, el dolor que experimenta el deportista es más tolerable porque física y mentalmente está preparado para ello; no obstante, cuando se sufre dolor a causa de un accidente, en un deportista o en una persona convencional, el dolor es menos tolerable, ya que se trata de una situación imprevista. 

“Cuando se practica cualquier clase de ejercicio pueden suceder accidentes, pero el deportista que está preparándose puede resistir más el grado de dolor que aquel que lo sufre por mero accidente, quien no está preparado bajo una condición de actividad física”, explicó el licenciado Casales.

En ese sentido –cuando se habla de una lesión durante el ejercicio– el umbral del dolor es mucho más bajo, mientras que en un accidente, la lesión, el factor causal viene de manera súbita, no estás preparado, pero el verdadero problema, de acuerdo con el experto, es que el dolor no reciba la atención necesaria.

“Si el individuo subestima el dolor que puede ser grave, ocultarlo y pensar que con una pastilla o una pomada va a quitarse, se genera otro problema, que se vuelve crónico, ahí viene lo grave y generalmente en las personas que sufren un traumatismo el problema se agrava de manera más importante porque, como no están tan activos físicamente, no se atienden”, refiere el licenciado Casales Quezada.

No obstante, en ese sentido, “el paciente que hace ejercicio se atiende de inmediato, está más al pendiente de su salud, tiene más conciencia de ello y por ende acude al médico de inmediato”, señaló.

Atenderse de inmediato

Independientemente de si se trata de un golpe o una lesión deportiva, el licenciado Casales señala que lo imperativo es atenderse, ir con la persona adecuada.

“Lo que nos genera el dolor es la inflamación que existe después del golpe o la lesión, eso nos lleva también a restringir nuestras actividades, así es que hay que atender el proceso los más pronto posible para que el beneficio de la recuperación sea mayor durante un periodo agudo, ya que cuando se deja pasar, es más difícil y doloroso recuperarse de un problema que se ha vuelto crónico.

Finalmente, el especialista dio dos recomendaciones simples que deben llevarse a cabo después de sufrir un golpe o una lesión, ya sea haciendo ejercicio o por accidente:

Controla la inflamación con algo frío durante 10 minutos
Ir con el médico para que recete desinflamante y analgésico

(*) Lic. Juan Pedro Cazales Quezada
Fisioterapeuta / Director de la Clínica de Terapia Física y Movimiento
cazalesq@hotmail.com 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: