Derechos femeninos reducen riesgos de salud

Informe reveló que en México los derechos de las mujeres han avanzado muy poco, y esto causa que se sigan perdiendo cientos de vidas cada año.

09/04/2013 12:04
AA

La Comisión Nacional de Derechos Humanos es la encargada de velar por que se respeten los derechos de las personas, y en caso de violación de estos, emitir recomendaciones a quienes violentaron estas garantías, sin embargo, de acuerdo con el informe anual del Grupo de Información en Reproducción Elegida GIRE, el caso de la violencia materna u obstétrica no es prioridad.

“Las mujeres cuando acuden al centro de salud ya van programadas para ser maltratadas, lo ven como normal y hasta lo esperan, por ello no lo consideran una agresión y estos casos son mucho más frecuentes entre las mujeres con menos grado de educación, de zonas rurales o de menores recursos”, dijo en conferencia Regina Tamés (*), presidenta de GIRE.

De acuerdo con la especialista en leyes, esto ocurre por la falta de un reglamento o normatividad que ampare el respeto a los derechos de las mujeres, tanto en la planificación familiar, como en la atención durante el embarazo y el parto y en los abortos tanto provocados como espontáneos.

Tamés señaló que la violencia que recibe la mujer en las instituciones de salud es tanto física (tratamientos y procedimientos invasivos o innecesarios), como psicológica (discriminación, humillación y hasta criminalización).

Y aún cuando hay estudios como los realizados por GIRE que indican y revelan este tipo de violencia y se tiene documentado por casos, “es muy complicado encontrarla porque las mujeres no siempre saben que están siendo violentadas en sus derechos y esto hace más compleja la legislación”.

La experta en leyes indicó que en estados como Chiapas, Guerrero, Guanajuato, y Veracruz, si se tiene documentada y enmarcada este tipo de violencia, y es necesario expandirlo a todos los estadios y exhortar a las mujeres a que exijan sus derechos, y que antes de realizarles cualquier procedimiento, ellas lo conscientan.

Cesárea un tipo de violencia

Estudios de la OMS han señalado que una cesárea produce muchos más riesgos a la madre y al bebé, sin embargo, en México se realiza en 38% de los casos, que es una cifra varias veces mayor a lo que la misma OMS recomienda, y no es necesario, señaló la experta en leyes.

Sin embargo, también afirmó que no es posible saber si las madres son quienes optan voluntariamente por una cesárea o por un parto natural, pero “la falta de información es la que está llevando a poner en riesgo la salud y la vida materna en gran medida”.

Y con una tendencia que no baja, de mortalidad materna, Tamés explicó que no se podrán lograr los objetivos del 2015 de reducir en 75% la mortalidad materna, pero tampoco se hace nada porque “en 18 años de existencia de la CNDH, ni el IMSS ni el ISSSTE tienen quejas por violencia obstétrica, y no porque no la haya, sino porque no saben que están violando sus derechos”, recalcó.

Y en general, solo se han hecho 23 recomendaciones para evitar la mortalidad materna en 18 años por la CNDH.

Aborto provocado y espontáneo, una gran polémica

En cuanto al aborto, la presidenta de GIRE señaló que en muchas ocasiones las mujeres llegan con hemorragias a los hospitales, pero en estados donde el aborto está penalizado,  “los expertos en salud en lugar de atender a la paciente y salvarle la vida, llaman a las autoridades para que investiguen si la paciente está embarazada y abortó voluntariamente”.

“Las criminalizan, retrasan su atención, se enferman y algunas mueren en el proceso, y muchas de ellas ni siquiera se sabían embarazadas y por lo tanto no pudieron provocarse un aborto, sino que éste ocurrió espontáneamente”, dijo.

Por otro lado, señaló que cuando se trata de una decisión de interrupción del embarazo, “en toda la república debe ser legal y bajo las mismas condiciones, es increíble que algunos funcionarios de altos mandos piensen que es ilegal aun en caso de violación, y más cuando se trata de una niña de 12 años, como ocurrió en Guanajuato”, argumentó.

“La mujer que desea o tiene que interrumpir su embarazo, lo hará de forma segura o insegura, y si no hay opciones seguras, la muerte materna seguirá en aumento”, enfatizó y agregó que en 2009, 11% de muertes maternas ocurrieron por un aborto mal practicado.

Para terminar con las miles de muertes evitables, invitó a todas las personas a informarse sobre sus derechos, y en especial a conocer la violencia obstétrica y a denunciarla para lograr reducir el número de mujeres fallecidas por complicaciones o a causa de embarazos.

(*)Mtra. Regina Tamés
Abogada
@GIRE_MX


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: