Derrame cerebral, riesgo de la Vitamina E

Estudios sugieren que el consumo cotidiano de Vitamina E puede generar un leve riesgo de un accidente cerebrovascular hemorrágico.

09/11/2010 5:36
AA

Durante años, el consumo de cápsulas de Vitamina E se ha promovido como un agente de anti-envejecimiento, sin embargo recientes investigaciones revelan que las personas que toman este suplemento podrían exponerse a un riesgo leve de accidente cerebrovascular hemorrágico.

“Los suplementos de vitamina E no son tan seguros como nos gustaría creer”, señaló el investigador principal, el Dr. Markus Schurks, de la división de medicina preventiva del Hospital Brigham and Women’s de Boston, al referirse al hecho de que algunos estudios sugieren que tomar vitamina E puede proteger contra enfermedades del corazón, por lo cual tiene una gran demanda, tan sólo en Estados Uidos se calcula que el 13 por ciento de la población toma este tipo de suplementos.

Sin embargo, Markus Schurks refiere que recientes estudios revelan que no es tan benéfico su consumo: “Específicamente, porque parece acarrear un mayor riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico. Si bien el riesgo es bajo, ya que se traduce en una hemorragia adicional por cada 1,250 personas que toman vitamina E, se debería advertir contra el uso generalizado y sin control de la vitamina E”.

Schurks y sus colegas realizaron un metaanálisis, que consiste en una revisión de estudios publicados, para analizar la vitamina E y el riesgo de accidente cerebrovascular.

Existen dos tipos básicos de accidente cerebrovascular: Cuando se bloquea el flujo de sangre que va al cerebro, conocido como accidente cerebrovascular isquémico, y otro consiste en la ruptura de los vasos sanguíneos y sangrado dentro del cerebro, llamado accidente cerebrovascular hemorrágico, el cual es el menos común pero el más grave.

El equipo de especialistas realizó  nueve ensayos en los que participaron 118,756 pacientes. Aunque ninguno de los ensayos encontró un riesgo global de accidente cerebrovascular asociado con la vitamina E, hubo una diferencia en el riesgo en cuanto al tipo de accidente cerebrovascular.

De los resultados se destaca que se produjeron 223 accidentes cerebrovasculares hemorrágicos entre las 50,334 personas que tomaron la vitamina E, en comparación con 183 accidentes cerebrovasculares hemorrágicos entre las 50,414 personas que tomaron un placebo. Esto equivale a un incremento de 22 por ciento en el riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico entre los usuarios de vitamina E, apuntó el grupo de Schurks.

Sin embargo, para el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, la vitamina E tuvo en realidad un efecto ligeramente protector, pues redujo el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico en 10 por ciento, hallaron los investigadores.

Schurks apuntó que el riesgo absoluto de sufrir un accidente cerebrovascular hemorrágico relacionado con la vitamina E es pequeño, un accidente cerebrovascular hemorrágico adicional por cada 1,250 personas que tomaban este suplemento.

La vitamina E pudo prevenir un accidente cerebrovascular isquémico en 476 personas que tomaron el suplemento, agregaron los investigadores.

El equipo de  investigadores hicieron hincapié en que otras maneras de reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares, tales como reducir la presión arterial, tomar medicamentos para reducir los niveles de colesterol y un estilo de vida saludable, tienen un mayor impacto en la prevención del accidente cerebrovascular isquémico que la vitamina E.

Por su parte, el doctor  Larry B. Goldstein, director del Centro de Accidente Cerebrovascular de la Universidad de Duke señaló que “además de los estudios incluidos en este análisis, un gran ensayo aleatorio de una combinación de vitaminas antioxidantes, como la vitamina E, en pacientes con enfermedad vascular o diabetes no encontró ningún efecto sobre los eventos vasculares, incluido el accidente cerebrovascular, a pesar del aumento significativo en los niveles de vitaminas en sangre”.

También hay algunos datos que sugieren que las vitaminas antioxidantes podrían interferir en los efectos de las estatinas, un medicamento que reduce el colesterol en pacientes que padecen enfermedades vasculares, señaló.

Goldstein concluyó: “Como no hay evidencia de beneficio ni de por lo menos la posibilidad de daño, se deben evitar estos suplementos de vitaminas, o al menos discutir su uso con un médico si lo toma para una afección médica específica”,

(Con información de Medline Plus)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: