Desarrolla UNAM antídoto con proteínas

En los últimos tres años, en México se han registrado más de 280 mil ataques con picaduras de alacrán, señalan investigadores.

18/02/2013 3:34
AA

Una nueva generación de antídotos contra picadura de alacrán está siendo desarrollada por la UNAM en colaboración con un laboratorio farmacológico, gracias a técnicas de ingeniería genética por medio de proteínas híbridas.

La investigación, liderada por Lourival Domingos Possani Postay, investigador emérito del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, que lleva 38 años de desarrollo, 10 entre la UNAM y los laboratorios, ha llegado al punto de experimentación clínica con caballos.

“Esta transferencia es producto de haber estudiado durante todos estos años y descubrir cuáles son los péptidos productores del veneno, clonar los genes que codifican para esos péptidos y desarrollar híbridos de proteína que, conjuntamente con las del veneno, son inyectadas y funcionan como un buen inmunógeno”, señaló Possani.

Explicó que, en este caso, lo que se hace es concentrarse en la respuesta inmune del caballo, por medio de proteínas híbridas que contienen las toxinas del veneno, en lugar de distraer la respuesta inmune utilizando versiones crudas del mismo veneno. 

El proyecto se desarrolla con la participación, además de la UNAM, de los Laboratorios Silanes, que financiaron la investigación, así como del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología Conacyt), mediante su programa INNOVATEC.

En ese sentido, tanto el secretario Académico de la Coordinación de la Investigación Científica, Miguel Lara Flores, como Antonio López de Silanes, presidente ejecutivo de los laboratorios, coincidieron en que en México es posible desarrollar investigación de alta calidad, y sobre todo, éste último, señaló que la UNAM “es el principal ente de investigación de la nación, con una enorme capacidad de trabajo, buenos laboratorios y excelentes investigadores”.

Después del trabajo con los caballos, los científicos coincidieron que el siguiente paso es comenzar a “humanizar” los fármacos con componentes sintéticos.

De acuerdo con el científico, una de las razones por las que se desarrolló este nuevo antídoto, es porque el veneno de alacrán cuenta con toxinas que alteran el funcionamiento de las células, especialmente hablando de nervio y músculo, generando problemas respiratorios o cardíacos, dos causas clínicas más responsables de la muerte de algunas personas que han sufrido una picadura de alacrán.

Tan sólo en los últimos tres años se contabilizan más de 280 mil ataques de alacrán en territorio nacional. (Fuente: UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: