Desarrollan tratamiento contra parálisis facial

Por medio de una comparación de músculos en computadora, el paciente aprende a recobrar el control de los músculos del rostro.

25/11/2010 9:51
AA

Una colaboración entre investigadores de la Facultad de Psicología de la UNAM y del Instituto Nacional de Neurología ha dado como resultado el desarrollo de un método alternativo para tratar a pacientes con parálisis facial, basado en la retroalimentación biológica.

Hasta el momento, los pacientes que han sido tratados de esta manera han superado las secuelas de la enfermedad así como los problemas psicológicos que pueden surgir por las alteraciones de los músculos faciales.

La parálisis facial es la secuela de la atrofia de un nervio que sirve para mover los músculos del rostro. “Se ha visto que ese nervio facial puede dañarse si hay una infección en el sistema otorrinolaringológico. Un tipo de parálisis muy frecuente es la llamada idiopática, es decir, de origen desconocido”, comentó María Dolores Rodríguez Ortiz, encargada del Laboratorio de Retroalimentación Biológica de la FP.

El método con el que se trabaja consiste en observar, grabar y procesar la actividad de los músculos homólogos de la cara a través de un sistema de cómputo, que posteriormente será analizado en un monitor.

De esta manera, se muestran al paciente los resultados y se le explica la manera como debe corregir, él mismo, el movimiento del músculo.

“En la retroalimentación biológica se registra la actividad de los dos músculos homólogos, de tal modo que, si uno de ellos está dañado, el otro funciona como punto de comparación para que el paciente incremente la actividad del músculo afectado. Aún no podemos garantizar el mismo nivel de función muscular anterior, pero sí un incremento considerable que permite que la cara se vea más simétrica”, dijo Rodríguez Ortiz.

De acuerdo con los reportes de recuperación, alrededor de un 90% de los pacientes se recuperan, no obstante, entre 5 y 10% de los pacientes quedan con secuelas y, para la sicóloga, esos son los candidatos para tratarse en el laboratorio de retroalimentación biológica.

El programa del Laboratorio de Retroalimentación Biológica consiste en una entrevista inicial con el candidato y, posteriormente, en una evaluación clínica en la que se observan los diferentes movimientos de los grupos musculares faciales para determinar el grado de asimetría, en reposo y en movimiento, y la presencia y grado de las secuelas.

La rehabilitación con retroalimentación biológica se basa en el conocimiento, con ayuda de la computadora, de lo que pasa en el músculo dañado y en un proceso que busca, a partir de la comparación con el músculo sano, que aquél regrese a su anterior estado por el re-aprendizaje del control muscular. (Fuente: UNAM)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: