Descubren gen de la delgadez extrema

Identifican investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de Lausana, Suiza, los cambios genéticos que provocan la delgadez extrema

01/09/2011 10:29
AA

Identifican  investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de Lausana, Suiza, los cambios genéticos que provocan la delgadez extrema.

Según la revista Nature, una de cada dos mil personas no aumenta de peso normalmente por un cambio en sus genes, provocado por una anormalidad en el genoma 16, en el cual 28 genes están duplicados.

En un estudio realizado al ADN de 95,000 personas, solo a menos de 50 se les detectó una duplicación inusual en el grupo de genes que integran el cromosoma 16, causando que tuvieran un índice de masa corporal (IMC) menor de 18.5, mientras que normalmente es de entre 18.5 y 25.

A la mitad de los niños diagnosticados con esta duplicidad se les reveló un trastorno para aumentar de peso de forma norma, y un 25% padecían microcefalia (enfermedad en la que la cabeza y el cerebro con más pequeños de lo normal), enfermedad asociada con defectos neurológicos y de corta vida.

En palabras del profesor y director del estudio, Philippe Froguel, de la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres, “El genoma está llenó de huecos en los que se han perdido los genes y de otros lugares en los que tenemos copias adicionales de genes. En muchos casos, estas duplicaciones o faltas no tienen ningún efecto, pero en ocasiones pueden conducir a enfermedades”, afirmó el científico.

Anteriormente, el equipo de investigación de Froguel descubrió que, por el contrario, las personas que carecen de la copia de estos mismos genes o la falta de un parte del genoma, son 43 veces más propensos a desarrollar obesidad mórbida.

La importancia del hallazgo radica en el hallazgo de la incapacidad para alcanzar una talla normal. Los estudios continuarán con el fin  entender la razón por la que la duplicación de los genes en este cromosoma provoca una delgadez extrema, así como los tratamientos para la regulación del hambre, la obesidad y otros trastornos relacionados con el apetito.

 (Con información de BBC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: