Descubren posibles causas de esclerosis

El Instituto Nacional de Neuroligía señala que existen factores genéticos y hormonales que inciden en el desarrollo de la esclerosis múltiple.

25/05/2011 7:58
AA

El Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INN) se ha convertido en un importante semillero de investigaciones sobre las posibles causas de esclerosis múltiple, estableciéndose que existen factores genéticos por raza, no tanto de herencia familiar; así como de infecciones virales; aspectos medioambientales como la exposición al sol; además de las de carácter hormonal, principalmente en las mujeres.

En entrevista con SUMEDICO, la directora del INN, Teresa Corona Vázquez(*), explicó que dados los alcances de estas investigaciones, se ha dado una amplia difusión de las mismas en diversas publicaciones internacionales,  destacándose lo referente a la relación genética y a cierto tipo de hábitats sumamente naturales, donde prácticamente no existe  la esclerosis múltiple (EM).

La especialista explicó que si bien en México no existe una alta incidencia, la EM sí es motivo de preocupación, en especial en países de Europa, pues afecta a población de entre los 15 y 50 años de edad, es decir en etapa altamente productiva, con un alto riesgo de  discapacidad, pues  “es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta varias zonas, como puede ser la visión, sensibilidad, así como las funciones motora, cerebelosa y cognitiva, por esta razón se dice que es múltiple”.

Establecer las posibles condicionantes de la esclerosis es sumamente importante, pues abre las puertas a una mayor investigación respecto a los tratamientos más acertados para esta enfermedad, de la que a la fecha se desconoce sus causas.

De ahí lo importante de la investigación genética, habiéndose establecido que en grupos de la población mexicana donde no hay una alta herencia mediterránea, la EM prácticamente no existe; la doctora Corona Vázquez explicó: “En las recientes visitas de investigación que hicimos  la zona lacandona encontramos que no hay un solo caso de esclerosis múltiple y esto puede relacionarse a que en los lacandonas no hay genes mediterráneos, sino únicamente  amerindios”.

Aclaró que los estudios de genética no han  encontrado una relación directa de herencia familiar, “lo que se sabe es que cuando hay un miembro afectado, como un hermano, es más probable que otro hermano desarrolle la enfermedad, sin embargo no hay una herencia directa de padres a hijo”.

La incidencia del medio ambiente

En la Sierra Lacandona se encontró otro factor importante es el relacionado con el medio ambiente, pues ésta cuenta con un hábitat sumamente particular, donde no existen altos niveles de contaminación, como en otras zonas, agregándose que es una vida sumamente natural, apuntó la doctora Corona Vázquez.
 
Es por ello que se ha establecido la posible relación de la contaminación con la EM: “se estudia la posible relación del ozono, pero en especial la exposición al sol, pues la esclerosis no es frecuente en países tropicales, pero sí es más prevalentes en los no tropicales –de bajas temperaturas–, por ello se hacen estudios de varios cortes de pacientes, para ver cómo afecta la exposición al sol”, apuntó la especialista.
 
Adelantó a SUMEDICO algunos de los resultados de estas investigaciones: “Lo que se sabe ahora es que los pacientes con esclerosis múltiple que se exponen al sol se agotan más fácilmente, no porque el sol les haya determinado la enfermedad, sino que la conducción nerviosa se agota más rápido, por lo que los pacientes deben estar preferentemente a la sombra”.
 
Hormonas afectan a mujeres
 
En cuanto al aspecto hormonal, las investigaciones en el INN han establecido que dados los cambios hormonales registrados en la adolescencia pueden ser detonantes para el desarrollo de la esclerosis múltiple.
 
Sobre el particular, la doctora Corona Vázquez, también investigadora de la UNAM, indicó que este padecimiento es más frecuente en las mujeres, en una relación de dos a uno, y en algunos países de tres a uno, con respecto a los hombres.
 
“Las mujeres van a pasar durante la enfermedad por el periodo de la reproducción y la menopausia, estos cambios hormonales tendrían que afectar algunas situaciones de la enfermedad;  sin embargo lo que se sabe al día de hoy es que el embarazo no empeora la enfermedad, el consejo hacia el embarazo es individualizado acorde a cada paciente”, puntualizó.
 
Durante la menopausia, abundó, es muy importante disminuir al máximo los cambios hormonales, a fin de inhibir un mayor desarrollo de las secuelas y de esta manera hacer menos evidentes las secuelas.
 
Finalmente refirió que existen otras muchas investigaciones, destacándose aquella en la que se investiga la posible relación del virus de la varicela como detonante de la Esclerosis múltiple.
 
(*) Dra. Corona Vázquez / Neuróloga
Facultad de Medicina de la UNAM
coronav@servidor.unam.mx

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: