Descubren razón del vértigo

Investigadores descubrieron que alteraciones en la autofagia provocan que las personas desarrollen sensación del vértigo.

24/06/2010 5:37
AA

Un grupo de investigadores de la Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (FICYT), descubrieron que defectos en el proceso esencial para el mantenimiento celular, denominado autofagia, causan el vértigo.

El estudio fue realizado en ratones a nivel molecular, éstos tenían autofagia reducida y fue en ellos que los investigadores descubrieron que la renovación celular protege frente a la pérdida de equilibrio y otros trastornos del oído interno, como el vértigo.

Gracias a dicho experimento los  expertos establecieron una nueva función para la autofagia, pues ésta disminuye con la edad, razón por la cual el mantenimiento y renovación de células en personas mayores es más lenta.

“Al eliminar el gen que codifica una de las proteasas que regulan el proceso de autofagia en el organismo, la autofagina-1, nos sorprendió observar que los ratones presentaban alteraciones en su comportamiento típicas de los desórdenes del oído interno relacionados con deficiencias en el equilibrio y en la percepción de la aceleración”, afirma Guillermo Mariño en el comunicado de la FICYT. Este investigador asturiano ha participado en el trabajo y actualmente se encuentra en el Institut Gustave Roussy de París.

“Lo significativo de los ratones que hemos generado es que presentan niveles anormalmente reducidos de autofagia y no una ausencia total de la misma como los modelos desarrollados hasta el momento, de hecho esta carencia desencadena la muerte del organismo a las pocas horas de su nacimiento y gracias a esta ventaja nuestros ratones permiten estudiar las funciones fisiológicas de la autofagia”, comentó Guillermo Mariño.

Fármacos

Los investigadores descubrieron que el reducir los niveles de autofagia ayuda a evitar los síntomas del vértigo, para ello han desarrollado algunos fármacos.

Estedescubrimiento permitiría avanzar en el tratamiento de otros trastornos relacionados con la disminución de actividad autofágica en las células, explican los investigadores, aunque matizan que las patologías relacionadas son extremadamente complejas y en ellas influyen múltiples factores.

Los ratones modificados en laboratorio para no producir autofagina-1 avanzaban en círculos, tenían la cabeza inclinada hacia un lado y eran incapaces de nadar. “Observamos que los ratones con menor actividad autofágica presentaban defectos en la otoconia del oído interno, lo que les hacía perder su capacidad de orientarse”, explica Guillermo Mariño.

La otoconia es una región del oído interno formada por microcristales de carbonato cálcico conectados a terminales sensoriales. Al variar la posición de la cabeza, los cristales tienden a orientarse hacia el suelo y los terminales sensoriales a los que están conectados recogen la información, lo que proporciona el sentido del equilibrio y la percepción de la aceleración. (Con información de ABC)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: