Descubren sensaciones relacionadas con consumo de cocaína

Células nerviosas de una región del cerebro explicarían las buenas sensaciones asociadas al uso de las drogas y el malestar asociado con abstinencia.

17/10/2010 4:51
AA

La lucha contra la drogadicción ha sido un esfuerzo grande que han realizado muchas instituciones de salud, especialmente porque en el caso de la cocaina, tarda hasta ochos en salir del cuerpo humano después de suspender su consumo, por lo que se le ha denomidado una droga silenciosa.

Hace unos meses la consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, presidió una  jornada de «Desayunos con Salud» dedicada a analizar el consumo de cocaína y sus efectos, Y es que las células nerviosas de una pequeña región del cerebro podrían ayudar a explicar las buenas sensaciones asociadas al uso de las drogas y el malestar asociado con la abstinencia, según un estudio de la Escuela de Medicina de Monte Sinaí en Nueva York (Estados Unidos) que se publica en la revista Science.

Un área de la estructura cerebral denominada núcleo accumbens tiene un importante papel en la mediación de los efectos de recompensa de las drogas de abuso. La alteración de la actividad de estas células nerviosas, que requerirá nuevos avances en las tecnologías de imagen cerebral, podría conducir a tratamientos más eficaces para la adicción a la cocaína.

La recompensa se refiere a la capacidad de los estímulos placenteros, los normales de sexo y comida y los anormales de las drogas de abuso, para activar el núcleo accumbens e inducir las emociones positivas. El núcleo accumbens contiene casi la misma cantidad de dos tipos de células nerviosas, aquellas que expresan los receptores de dopamina D1 y los de D2. En realidad no se sabe cómo funcionan estas células en la aparición de la recompensa.

En el estudio actual, el equipo dirigido por Mary Kay Lobo reduce algunas de las incógnitas sobre estas células al mostrar que cuando los dos tipos celulares se activan ejercen efectos opuestos sobre la recompensa de la cocaína. Así, la activación de las células D1 promueve los sentimientos de euforia y positivos que conducen probablemente a la adicción, mientras que la activación de las células D2 inhibe la recompensa de la cocaína.

Los datos de los investigadores sugieren que el consumo elevado de cocaína produce un desequilibrio en la actividad de estos dos tipos de células, un aumento de la actividad de las células D1 en combinación con una menor actividad de las células D2.

Los científicos descubrieron un mecanismo de señalización clave, llamado BDNF-TRKB, en las células D1 y D2 que podría ayudar a explicar por qué cada célula tiene efectos diferentes sobre la recompensa de la cocaína. (Con información de Europa Press)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: