Desvelarse para estudiar puede ser contraproducente

Al día siguiente no hay problema en el rendimiento escolar, sino en la ejecución de tareas, pruebas y exámenes, revelaron investigadores.

21/08/2012 8:37
AA

Perder horas de sueño por estar estudiando hasta tarde resulta académicamente contraproducente. Así lo consideraron investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), que midieron el desempeño de 535 estudiantes de secundaria y preparatoria en tareas, exámenes y comprensión general de lo enseñado. El estudio indicó que quienes se desvelaban estudiando tenían peor desempeño general en las pruebas que se les hacían.

El estudio se publica este 21 de agosto en la revista sobre desarrollo infantil Child Development. Los estudiantes estudiados correspondían a diferentes estratos socioeconómicos de Los Angeles, los cuales cursaban noveno, décimo y décimo segundo año, que en México corresponderían a tercero de secundaria, así como a primer y tercer año de bachillerato.

Los resultados fueron más marcados entre los jóvenes que tenían más edad: dormían menos y disminuía su rendimiento académico, en comparación con aquellos con menos edad.

Sin importar cuánto estudie un alumno de secundaria o preparatoria, si sacrificó horas de sueño para dedicarlas al estudio tendrá más probabilidades de tener problemas académicos el siguiente día. Debido a la tendencia negativa de los estudiantes jóvenes de sacrificar horas de sueño estudiando, esta dinámica de bajo rendimiento se ha hecho cada vez más prevalente con el paso de los años, según explica la propia UCLA en un comunicado.

“Sacrificar el sueño para dedicarlo a estudio extra es contraproducente”, informó el doctor Andrew J. Fuligni, profesor de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta, en el Instituto de Neurociencias y Comportamiento Humano Jane y Terry Semel en la UCLA.

Según estos resultados, el éxito académico de los estudiantes jóvenes puede depender de encontrar una buena estrategia para evitar tener que los alumnos renuncien a dormir para estudiar.

Una posible solución es “mantener un horario de estudio consistente en días, utilizando tiempo de escuela tan eficientemente como sea posible y sacrificar el tiempo dedicado a otras actividades menos esenciales”, indica el doctor Fuligni

Los investigadores observaron, durante 14 días, las rutinas de estudios y sueño de los 535 participantes voluntarios y compararon esos datos con su desempeño académico en el mismo periodo. Quienes realizaron el estudio esperaban que las horas extra de estudiar, disminuyendo el dormir, podrían crear problemas en cuanto a la comprensión de lo que se enseña en clase, pero se sorprendieron al encontrar que las mayores fallas no se presentaron en la comprensión sino en la ejecución de tareas, pruebas y exámenes. Este resultado es justamente lo contrario de lo que los estudiantes buscan al desvelarse estudiando.

“Aunque las noches de estudio extra y desvelo parezcan, para muchas personas, un costo necesario para mejorar, esas noches de sueño perdido pueden traer un costo académico posterior”, indicó Fuligni.

El investigador aclara que estos hallazgos no sugieren que haya que reducir las horas de estudio entre los jóvenes, pero sí señalan que restarle horas de sueño al joven provocan problemas y errores académicos, principalmente el día posterior al desvelo. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: