¿Cómo detectar y tratar la tartamudez en los niños?

La tartamudez tiene una frecuencia de 25% de los padecimientos de lenguaje

18/07/2017 12:16
AA

La mayoría de los niños no son capaces de hablar correctamente hasta alcanzar cierta edad. Pero antes de regañarlo por no poder pronunciar bien algunas palabras, checa que no sufra de algún trastorno de lenguaje como la tartamudez.

La tartamudez es una alteración de la fluidez de la voz, caracterizada por interrupciones frecuentes al momento de querer pronunciar una palabra.

Se presenta sobre todo en niños menores de 5 años y se debe a un desequilibrio entre lo que se piensa y lo que se debe decir.

Principales causas de la tartamudez

La tartamudez tiene una frecuencia de 25% de los padecimientos de lenguaje, seguido de los trastornos de articulación y de expresión.

Muchas de las causas se relacionan con alteraciones emocionales en los niños, especialmente cuando están bajo mucho estrés o en un entorno familiar problemático.

Según el especialista en audiología, foniatra, comunicación humana y otoneurología de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación Norte del IMSS, Fernando Arredondo Resillas, este problema de lenguaje se detecta en niños que tienen dificultades para pronunciar palabras de manera continua y en expresar una idea concreta.

Durante la etapa de la niñez no hay coordinación entre lo que se piensa y lo que se va a decir. El especialista afirma que esta situación es normal al menos hasta los cuatro años pero si el problema persiste a los cinco años, es posible que exista un problema de lenguaje.

“Pensamos más rápido de lo que podemos hablar, por lo que hay que buscar ese equilibrio, para que el niño logre expresar de forma adecuada lo que está pensando”, afirma el especialista en audiología.

Debido a estos problemas, los niños pueden tener dificultad para socializar y bajo rendimiento escolar, porque les cuesta trabajo entender qué hacer cuando van a empezar a escribir.

Arredondo advierte que de no atender a tiempo este problema, los niños desarrollan una dificultad para descifrar lo que está escrito, lo que puede causar una baja autoestima.

>> Conoce los beneficios de la meditación en niños

Tratamientos

El especialista sugiere que antes de cualquier tratamiento, se deben realizar estudios para detectar problemas respiratorios, de ataxia (movimientos involuntarios) o algún trastorno músculo esquelético que impida el control correcto de la respiración para poder hablar.

Así mismo, explica que en la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación Norte del IMSS hay una exitosa terapia que consiste en ejercicios de respiración, relajación y de ritmo entre lo que se piensa y lo que se dice, así como otros apoyos como cantar y decir trabalenguas para lograr la fluidez.

Además, explica el especialista, los niños realizan ejercicios como sonreír, llevar la lengua hacia arriba, abajo, a un lado y al otro, esto con el fin de que aprendan a utilizar todos los órganos y músculos que hay dentro de la boca, como el paladar y la lengua.

El apoyo en casa es fundamental

El Dr. Arredondo resalta que aunque el niño realice terapias dos o tres veces a la semana, el apoyo familiar es fundamental, ya que al ser un problema emocional, es necesario que un psicólogo determine si los padres o hermanos del niño tienen un problema similar.

Leerles, ponerles música, aprender canciones con ellos, platicar mucho, explicarles lo que hay alrededor y resolver todas sus dudas, son actividades que el especialista recomienda ampliamente para ayudar a resolver la tartamudez

Arredondo concluye que por ser un problema psicológico y emocional, no es necesario que el niño tome algún medicamento.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: