Un día, una comida: el método para mantener el peso ideal

Esta dieta se recomienda a personas con obesidad o mujeres en postmenopausia

05/07/2016 11:12
AA

Comúnmente escuchamos que par no subir de peso y mantener una buena salud, debemos realizar cinco comidas al día; tres fuertes y dos ligeras, aunque no todos siguen dicha indicación como es el caso del Dr. Yoshinori Nagumo, quien solo realiza una comida.

El profesor de la Universidad Médica Jikei en Tokio y de la de Kinki en Osaka, llegó a pesar 80 kilos debido a las jornadas de trabajo que tenía, lo que ponía en riesgo su vida.

“Sufría estreñimiento y al hacer fuerza en el baño, empecé a padecer arritmias y a sentir dolor en el pecho”, indicó.

En el intento de recuperar su peso y su salud, decidió hacer ejercicio, pero no funcionó porque por más que entrenaba, su hambre era mayor y más kilos ganaba.

Ante ello, decidió hacer cambios en su alimentación como dejar las carnes y enfocarse en el pescado y verduras, además de que empezó a comer menos siguiendo la costumbre “una sopa y otro plato” (ichiju issai), que consiste en consumir pequeñas porciones.

Debido al éxito obtenido, decidió dar un cambio radical: comer solo una vez al día, un plan nutricional estricto conocido como “un día, una comida” que sólo se indica a personas con obesidad, hombres mayores de 30 años y mujeres postmenopáusicas.

Nagumo considera que comer de esta manera es un buen método para frenar el envejecimiento y la enfermedad, ya que de acuerdo a estudios, el gen de la supervivencia se activa cuando pasamos hambre, pero cuando estamos saciados, se ponen en marcha el gen del ahorro, el cual mantiene a la especie.

“Tengo la piel mucho más tersa, y he rejuvenecido tanto que en un chequeo me han dicho que la edad de mis arterias es de 26 años”, explicó el Nagumo quien tiene 61 años.

El día de Nagumo comienza sin desayuno ni beber agua y si tiene la garganta seca, sólo necesita masticar un chicle. Tampoco toma té ni café porque la cafeína provoca náuseas si se consume en ayunas.

“El alimento no es necesario cuando el estómago ha sido abastecido el día anterior, y la bebida, tampoco. Mascar chicle estimula la secreción de la saliva e hidrata la garganta. Evidentemente, si la saliva no aparece, se debe beber”, dice.

Al mediodía, no come nada aunque el cuerpo lo pida, porque sólo provoca somnolencia y bajo rendimiento laboral.

Para no pasar hambre, el especialista siempre tiene a la mano frutos secos sin freír y sin sal, o cualquier cosa sana para picar como sardinas o camarones.

Cuando una persona no ha comido en cierto tiempo, se produce enojo, algo que Nagumo ve como positivo.

“Hay que disfrutar de ese momento. Cuando empieza a sonarme el estómago, es el momento en el que se activa la sirtuina, el gen de la supervivencia. Al pasar hambre, este gen escanea los 60 billones de células que tiene el cuerpo y repara las que están defectuosas o dañadas. Esto significa que no sólo afecta a la esperanza de vida, sino que también sirve para frenar el envejecimiento”, indicó.

Añade que los dulces son alimentos que no se deben consumir bajo ningún concepto debido a que aumentan el nivel de azúcar en la sangre, lo que activa la hormona insulina que convierte el azúcar en grasa, la cual se acumula y se conoce como grasa visceral.

Señala que este método no es sólo para perder peso, sino que también ayuda rejuvenecer y prevenir enfermedades como el cáncer.

Sin embargo, subraya, que este tipo de alimentación no es apto para todos, por lo que las personas delgadas, en etapa fértil y los niños, no deben realizarla. Para que estas personas tengan buena salud, sí se recomienda realizar las cinco comidas al día.

(Con información de El Mundo)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: