Diabetes e hipertensión, riesgos después de los 45

Los embarazos más allá de los 40 años de edad ponen en riesgo al bebé, pero también a la mamá quien puede desarrollar diabetes e hipertensión.

16/11/2010 8:26
AA

El Instituto Nacional de Perinatología, de la Secretaría de Salud, tiene entre sus normas la de no dar auxilio para la fecundación asistida a mujeres mayores a los 45 años, debido a los graves riesgos que enfrenta tanto la mujer como el posible hijo, lo cual se ha demostrado a nivel mundial. 

Un equipo de investigadores de Israel confirmó que las mujeres que quedan embarazadas después de los 45 años son tres veces más propensas que las mujeres más jóvenes a desarrollar diabetes e hipertensión durante el embarazo.
 
La investigación publicada en el American Journal of Obstetrics & Gynecology, destaca además que es más alta la tasa de parto prematuro y de placenta previa la cual  obstruye el canal de parto.
 
El doctor Maximilian Franz, de la Universidad Médica de Viena, quien participó en el estudio, explicó: “A mayor edad, menos individuos (sanos). Y menos mujeres sanas tienen riesgo más altos en el embarazo”, Cada vez más mujeres retrasan la maternidad y los expertos se preguntan con qué consecuencias para la madre o el bebé. La mayoría de los estudios disponibles se concentraron en las mayores de 35, pero no de 40 años”.
 
Es de señalarse que el equipo de Yariv Yogev, de la Universidad de Tel Aviv, analizó los resultados del embarazo en mujeres de distintas edades atendidas en un hospital local entre el 2000 y el 2008.
 
De las 80.000 mujeres que tuvieron un bebé en ese período, 177 (el 0,2 por ciento) tenían 45 años o más. La mayoría había concebido con óvulo de donante y el 80 por ciento tuvo el parto por cesárea, lo que equivale al doble de la tasa general.
 
Al realizar un comparativo de  las madres mayores con las menores de 44 años, el equipo halló que el 17 por ciento y el 6 por ciento, respectivamente, había desarrollado diabetes gestacional.
 
El 9 por ciento de las madres mayores había tenido hipertensión en el embarazo, lo que suele afectar al 3 por ciento de las embarazadas. El 6 por ciento había tenido placenta previa, una cifra 6 veces mayor que la tasa general.
 
Pero además, la edad avanzada también acortó los embarazos. Más de una de cada cinco madres mayores tuvo a su bebé antes de la semana 37 de gestación (un embarazo normal dura 40 semanas), a diferencia de una de cada 10 de todas las mujeres.
 
(Con información de MedlinePlus)
A ello se suma que las mamás  mayores fueron más propensas a tener fiebre y hemorragias graves posparto. Ellas y sus bebés necesitaron una hospitalizacin más prolongada y fue más común la internación de los bebés en terapia intensiva pediátrica.
 
Por otra parte, el 4 por ciento de los recién nacidos de mamás mayores de 45 años desarrolló problemas metabólicos, como bajo nivel de azúcar en sangre, comparado con menos del 2 por ciento de los bebés de las mujeres de todas las edades.
 
Así, el riesgo de sufrir complicaciones y de tener un parto prematuro aumentó aún más en las 27 mujeres que tuvieron un hijo a los 50 años o más.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: