Diabetes no impide el éxito: Doug Burns

A pesar de su padecimiento y los eventos de hipoglucemia, el fisicoculturista controló la enfermedad y trascendió como deportista.

16/04/2013 5:57
AA

El atleta Doug Burns, quien ganara el título de Mr. Natural Universe en los 90, es un paciente con diabetes tipo 1 desde que tenía siete años de edad. El exfisicoculturista platicó con SUMEDICO su experiencia de vida, lo que lo motivó a ser un gran hombre lleno de músculos y las recomendaciones que tiene para otros pacientes.

Burns platicó que cuando él era joven, la diabetes aún no era muy bien entendida, los medicamentos no eran tan buenos y “era un verdadero problema medirse los niveles de azúcar constantemente”.

Para este hombre que dedicó su vida a desarrollar sus músculos, la infancia fue dura, “claro que tenía amigos, pero no podía desarrollarme con ellos como yo quería, yo pasaba mucho tiempo revisando mis niveles de azúcar y para mí lo normal era hospitalizarme porque tenía los niveles de azúcar muy elevados, o salir de la escuela en ambulancia porque había tenido un evento de hipoglucemia”.

El ex fisicoculturista señaló que espera que su presencia en México sea importante porque sabe que hay un gran número de personas con diabetes 1 y 2 que necesita soluciones y algunos aún no saben qué hacer o a dónde acudir, y que a diferencia de cuando él fue joven ahora sí hay muchas más opciones y personas altamente especializadas para atender las necesidades de los pacientes.

Mr. Natural Universe, su sueño hecho realidad

Burns narró, que a los 11 años de edad su peso era tan solo de 26 kilos, él se sentía muy delgado al lado de sus compañeros y no era feliz, porque además tenía graves problemas de azúcar “y un peso tan bajo, medicamente tiene muy malos pronósticos”, dijo en entrevista.

Pero fue en el quinto año de primaria, cuando Doug decidió deshacerse del problema de delgadez extrema que tenía, “fue viendo imágenes de la Biblia, en donde un hombre con una espalda, hombros y brazos extraordinariamente enormes luchaba con un león y se veía contento y lleno de vida, y pensé quiero verme como él”.

Y a los 13 años de edad, Burns decidió hacer sus pininos en el enteramiento especializado para desarrollar músculos enormes, “me acuerdo que fue cuando hice la decisión que alguna forma saldría de este problema y comencé a seguir mi sueño”.

Para lograrlo, Burns sabía que era necesario cambiar completamente su estilo de vida y que podría ser que su diabetes se agravara, pero su mente se inclinó por todas las ganancias que obtendría, y de hecho, “todo el entrenamiento, la buena alimentación, el consumo de vitaminas y proteínas adicionales, así como una gran cantidad de agua, me ayudaron a tener un mejor control de mi enfermedad, quería ser un tipo musculoso y un buen paciente”.

Su mayor reto fue cuando a los 16 años tuvo que vivir solo y valerse por sí mismo luchando por su sueño.

Y cuando tenía alrededor de 20 años, ese gran sueño se cumplió, “fue un sentimiento espectacular, verme en el escenario y haber ganado mi primer concurso, fue el campeonato que cumplo mis sueños,  de haber salido de la delgadez extrema, ahora el hombre más grande del mundo, y entrené duro para ello, y cuando lo logre, fue magnífico, en especial porque sabía que estaba preparado para seguir competiendo en otros campeonatos”.

Y para ese momento Doug había conseguido un peso de casi 100 kilogramos (197 libras), y “por esa época de mi vida, mi peso asiló entre las 191 y las 203 libras”.

Disciplina, sueños y educación

Disciplina, sueños, educación y compromiso, fueron los elementos que llevaron a Doug a convertirse en Mr. Natural Universe, y para ello siempre eligió la mejor comida, que consistía en proteína magra, mucha verdura, alimentos verdes, buenas bebidas, y un duro entrenamiento.

“Si yo pude todos pueden”, dijo Doug, pero lo único que puede impedir lograr sus sueños a una persona sana o enferma, son sus propios miedos, y para ser lo que cada quien quiere llegar a ser, es necesario “encontrar sus propios sueños y poner ganas en lograrlo porque el sueño es lo primero que te ayuda a lograrlo, en el caso de personas con diabetes tienen que tomar mucha agua, porque es la base pero tienen que tener un sueño y enfocarse en lograrlo”, añadió.

Doug indicó que en 2007 tuvo un problema en un cine, “cuando realmente me encontraba con una crisis de hipoglucemia y me sentía mal, tenía problemas en el cuello y en el torso, realmente estaba sufriendo, pensaron que estaba ebrio y me sacaron del establecimiento con cargos”.

Para Doug fue difícil recordar ese evento, por que dijo no es grato ser tratado como un delincuente cuando lo que necesitas es atención médica, y por ignorancia sobre los tratamientos es que muchas personas han perdido la vida, “por eso hay luchas lecciones que debemos aprender y aplicar para saber a qué nos estamos enfrentando.

Para lograr educar a todas las personas sobre lo que significa ser un paciente con diabetes se necesitan muchos educadores en diabetes y profesores especializados, según Doug.

“Muchos cometeremos muchos errores, pero no debemos darnos por vencidos, es preciso no darnos por vencidos y hacer un cambio en nuestras vidas”, afirmó.

Finalmente dijo que “es un honor estar en México con la gente es muy amble, y en realidad he tenido un tiempo excelente, los mexicanos son muy genuinos sinceros y espero ayudar a toda esa gente con diabetes o que conoce algún paciente a demostrar que sí hay opciones y que no hay que estar mal”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: