Diabetes y cáncer, riesgo de recalentar aceite

Científico mexicano realiza investigación que demuestra que consumir aceite recalentado también causa cirrosis e hipertensión.

15/08/2011 9:53
AA

A través de diversos foros se ha advertido de los daños que provoca el aceite recalentado a nuestra salud, sobre todo al propiciar obesidad, pero recientes investigaciones hechas por el científico mexicano Óscar Pérez Méndez, han revelado que además es causa de envejecimiento prematuro, cáncer, hipertensión y diabetes, entre otros.

Estas investigaciones dieron pauta a que el doctor Pérez Méndez, jefe del Departamento de Biología Molecular del Instituto Nacional de Cardiología fuera galardonado por la Fundación Mexicana del Corazón. Escucha la entrevista

En entrevista con SUMEDICO Radio, el especialista en químico-farmacobiología  apuntó que se ha hecho del dominio público que al recalentarse el aceite se producen ácidos grasos trans, los cuales aceleran el proceso de coagulación de la sangre y por ende el riesgo de infartos, por lo cual ya se incluye en los paquetes de comida industrializada la medición de estas sustancias.

Pero hay otras sustancias que se generan por el reuso del aceite comestible, en particular si se abusa de la temperatura, las cuales son tan o más graves, como es la acrilamida, agente tóxico para el cerebro y además un agente cancerígeno.

Por otra parte, están las sustancias oxidantes que favorecen el envejecimiento, así como las  enfermedades neurodegenerativas.

El doctor Pérez Méndez explicó que durante su investigación se consideraron los antecedentes de los efectos adversos provocados por el consumo de aceites recalentados.

“Por lo cual utilizamos un modelo que estudiara los efectos metabólicos de manera global en el organismo, utilizándose ratas de laboratorio en cuya dieta se aplicó aceite recalentado hasta 10 veces; el resultado fue sorprendente pues en la primera semana desarrollaron hipertensión; otro aspecto fue la acumulación de grasa en el hígado que produjo cirrosis; y de manera anecdótica, las ratas se volvieron obesas; lo más dramático es que tan sólo en  10 semanas generaron diabetes”.

El especialista consideró que no se debe de satanizar el uso de aceites, pues crudos contienen antioxidantes, como la  vitamina E,  además de polifenoles que son sumamente benéficos para la salud, “pero cuando lo calentamos en exceso se pierde esta propiedad”.

Por lo anterior, el especialista recomendó consumir aceites comestibles poli insaturados, de preferencia crudos; si se requiere freír un alimento, que no sea en una temperatura muy alta y no reutilizarlo; evitar ingerir aceites recalentados, en especial si han adquirido un color muy oscuro porque esto representa que concentran mayores agentes tóxicos.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: