Diagnóstico temprano ayuda a vencer al cáncer

Es importante hacerse chequeos periódicos para descubrir a tiempo los tumores cancerígenos, señaló especialista en SUMEDICO Radio.

04/02/2013 9:26
AA

Las campañas de detección de cáncer son muy importantes porque de esa manera puede lograrse un diagnóstico temprano de la enfermedad, dijo en SUMEDICO Radio el doctor Ernesto Sánchez Forgach, cirujano oncólogo y especialista en mastología, ex presidente  de la Asociación Mexicana de Mastología.

A un día de celebrarse el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer el 4 de febrero, y cuya temática este año será derribar los mitos alrededor de la enfermedad, el especialista señaló que dos aspectos importantes para combatirla son el diagnóstico oportuno y un buen manejo del paciente.

Respecto a esto último, el doctor Sánchez Forgach señaló que es necesario explicar al paciente, de acuerdo a la información que el mismo tenga, cuáles son las circunstancias y las opciones, pero primero “hay que quitarle el mito de enfrente, porque tener cáncer no es sinónimo de muerte, aunque tiene que ver el tipo de cáncer también, pero hay varios tipos que son curables y manejables si se diagnostican a tiempo”.

Indicó también que, justamente, el propósito de las terapias avanzadas es convertir al cáncer en una enfermedad crónica.

“Al paciente hay que decirle qué tiene, cómo se va a afrontar el problema, qué tratamientos y opciones hay, pero para eso hay que estar seguros de dónde se encuentra la enfermedad y si no se ha ido hacia otros órganos, y después de saberlo ya se brinda un tratamiento de acuerdo al estadío”, explicó.

También fue enfático en la importancia de las campañas de detección y su traducción en un diagnóstico oportuno, “porque si el tumor es detectado a tiempo, con tratamientos locales puede quedar curado. La necesidad de la quimioterapia ya es distinta, pero también depende del tumor, y nunca es igual la aplicación de quimioterapia para tratar un tumor que se ha diseminado, a aplicarla para como prevención de un mayor problema a largo plazo”.

Genética, estilos de vida y estados de ánimo
Ante el debate de la posibilidad de que el cáncer sea hereditario, y también producto del estilo de vida de cada persona, el doctor Sánchez Forgach señaló que la enfermedad es una combinación de situaciones genéticas, porque si se tiene la probabilidad de padecer ciertas enfermedades, el estilo de vida puede favorecer su desarrollo. 

“Hay factores que las determinan, y si en mi familia ha habido mucho cáncer, la probabilidad de padecerlo es más elevado, pero si me cuido con estudios específicos y me hago mis chequeos, lo detecto más temprano y la probabilidad de curarme es mucho mayor”, refirió.

Señaló que, no obstante, el consumo de alcohol y tabaco también son factores para desarrollar cáncer, y puso como ejemplo el cáncer de pulmón, el cual, a diferencia del pasado, en la actualidad es mucho más común en mujeres, entonces “si se ataca ese factor de riesgo y señalamos que fumar aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer, reduciremos la probabilidad”.

Sobre la cuestión emocional alrededor del cáncer, el especialista recalcó que hay que tratar de buscar el detonante que provocó el desequilibrio en los procesos celulares.

“Existen en los procesos celulares del organismo los llamados oncogenes, que son células malignas, y los genes supresores tumorales, los cuales se encargan de destruir aquéllas células siempre y cuando haya equilibrio, pero cuando los supresores no funcionan las células malignas se replican y tienen mecanismos para invadir otros órganos. Pero si estamos bien con nosotros mismos, las probabilidades de que el cuerpo se salga de balance son menores, por eso es importante tener apoyos para la fase de tratamientos, porque se ha visto que les va mejor en los tratamientos a los pacientes que cuentan con grupos de apoyo”, señaló.

Para reforzar este pensamiento, el doctor señaló que, en efecto existe un riesgo mayor para quienes no manejan correctamente la situación psicológica, “por eso dentro de las especialidades que se manejan en torno al cáncer existe la psicooncología, porque tenemos claro que hay que manejarla”.

No obstante, señaló que es muy importante realizarse los chequeos periódicos a partir de los 40 años de edad, tanto para mujeres como hombres, sobre todo por los casos de cáncer de mama y próstata, respectivamente.

“Pero si se tienen antecedentes directos, de primer grado, hay que hacer estudios de detección cinco o 10 años antes de la edad establecida normalmente. Enfocarnos en quién sí y quién no tiene predisposición genética. Antes la suponíamos, pero hoy tenemos la posibilidad de saberlo gracias a los genetistas”, explicó.

“No lo estaría contando”
Por su parte, el fotógrafo Gilberto Chen Charpentier, sobreviviente de cáncer desde hace 21 años, indicó que de haber vivido en una época previa a la actual, quizás no habría sobrevivido.

“Me sucedió hace 21 años, en 1991”, relató. Gilberto tenía dolores en el pecho y un brazo, pero lo atribuía al estrés, pero finalmente un doctor le realizó una radiografía y se descubrió una mancha oscura que podía ser un problema de corazón, o bien cáncer pulmonar, o cualquier otro tipo de tumor.

Se trató de un “seminoma mediastinal, un tumor del tamaño de una naranja y que estaba alojado entre pulmones y diafragma”, relató, no obstante, de acuerdo con Gilberto, el pronóstico era favorable, podía curarse.

Explicó que su tratamiento constó de cinco sesiones de quimioterapias: tres para acabar con el tumor y dos de refuerzo, en poco menos de dos meses.

“Después del primer tratamiento el tumor disminuye a la mitad, por lo que el pronóstico era bueno”, señaló y refirió también que una parte importante en el proceso fue el cambio de estados de ánimo, “porque tener que entrar a la quimioterapia deprimido es muy complicado, no obstante, entrar pensando que es el camino para salir rápidamente de esto es mucho más fácil”, explicó.

Como parte de una terapia personal, Gilberto, al saber que su cuerpo iba a cambiar, decide documentar el proceso por medio de fotografías y distintas técnicas que utilizó en el cuarto oscuro, rompiendo imágenes y volviendo a pegarlas, rayando negativos, etcétera.

El resultado de este proceso se encuentra hoy en una muestra de 16 imágenes que se presenta en el Palacio de la Antigua Escuela de Medicina, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

“Ahora me siento muy bien, son ya 21 años que de alguna manera son de vida extra, porque si hubiera vivido 50 años antes, a lo mejor no estaría contándolo, pero aquí estamos y muy contentos”, concluyó.

Mitos e ideas erróneas

Sobre los mitos alrededor del cáncer, como que el consumo de comida enlatada o el uso del teléfono celular son factores que predisponen su desarrollo, el doctor señaló que si bien no existen estudios concretos que afirmen o nieguen esas ideas, “si hay evidencia de que hábitos con susceptibilidad provocan la aparición del cáncer, entonces hay que tratar de manejarlo de una forma lógica, evitando el consumo de comida chatarra, consumiendo frutas y verduras, y combatiendo el sobrepeso y la obesidad, en donde sí hay una relación con el incremento de neoplasias”, señaló.

Explicó lo mismo respecto al uso de sostén con varillas para las mujeres, ya que si bien no hay estudios que lo confirmen, “sí recomiendo a las pacientes que lo usen solamente en ocasiones importantes, porque la varilla es un medio de traumatismo sobre ciertas zonas de la mama, y la gran mayoría de las pacientes que acuden por molestia o dolor, y si uno se enfoca, descubre que la mayoría de estas dolencias tienen relación con la varilla”.

Finalmente, el doctor hizo hincapié en que “el día de conciencia contra el cáncer tiene que ser todos los días del año. Debemos conocernos muy bien, hacer caso a cualquier síntoma; cualquier tipo de alteración debe alertarnos que algo no está funcionando correctamente y acudir al especialista”, concluyó.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: