Dientes regeneran tejido mamario

Las células mesenquimales tienen la capacidad de convertirse en huesos, músculo, corazón, cartílago, células pancreáticas y células nerviosa.

14/10/2013 9:37
AA

En los dientes se han encontrado una fuente abundante de células madre que pueden convertirse en distintos tejidos. Las llamadas células madre mesenquimales que son extraídas de las piezas dentales son una opción de vanguardia para regenerar el tejido que conforma la mama en aquellas pacientes que han padecido de una mastectomía.

El director operativo del banco de células madre de dientes BioEDEN México, Víctor Saadia explicó que es posible y seguro reconstruir una mama con células madre. Con este avance las mujeres con masectomía evitarán el uso de prótesis o el tener que recurrir a un transplante de la piel de sus caderas o piernas. 

Las células madre mesenquimales encontradas en los dientes de leche y en las muelas del juicio en los adultos coadyuvan en el proceso normal de la cicatrización aminorando la inflamación de la herida generando nuevos vasos sanguíneos para “nutrir” la mama e inhibir la formación de cicatrices. Es un proceso menos doloroso, invasivo con menos efectos secundarios y resultados estéticos favorables, recalcó Saadia.

El cáncer de mama y nuevos procedimientos regenerativos

Usualmente,  para una reconstrucción mamaria se utilizan tejidos de la misma paciente de zonas como el abdomen o la espalda. Esto ocasiona cicatrices al someterse a cirugía. Con este nuevo procedimiento, el tejido se regenera en la misma cicatriz que queda para la mastectomía.

Con un pronóstico favorable, el especialista afirma que la mayoría de las pacientes mastectomizadas son candidatas apropiadas para la reconstrucción. Él recomienda esperar a que la paciente termine con su tratamiento oncológico para optar por la regeneración del tejido mamario a través de células madres.

Guardar los dientes de leche y muelas del juicio al caerse

Para la extracción de células madre dentales únicamente se necesita un diente de leche (los que se caen entre los 6 y los 12 años de edad) en buenas condiciones. Si el diente de leche llegara a caer en casa o en la escuela, solamente se coloca lo más pronto posible en un recipiente con leche y se mete al refrigerador y se notifica al banco de células para que los recojan.

En el caso de las muelas del juicio, lo recomendable es que los pacientes no tengan más de 25 años y sus muelas en buen estado para que se pueda hacer el cultivo el cual puede ser aprovechado por el mismo paciente, así como en sus familiares de primer grado (hijos, padres, hermanos) y en los de segundo grado (abuelos, tíos, primos).

Una vez que se extraen de la pulpa del diente, las células se cultivan y se congelan en tanques criogénicos a menos 200 grados centígrados, hasta que se necesiten. El costo por guardar las células mesenquimiales es de 750 dólares, que incluyen la extracción, cultivo y almacenamiento. Después hay que pagar una cuota anual de 100 dólares para mantenerlas en los tanques.

Estas células madres también son capaces de regenerar otros tejidos y órganos del cuerpo, ya que tienen la capacidad de tienen el potencial de convertirse en huesos, músculo, corazón, cartílago, células pancreáticas y células nerviosas.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: