Lo que debes saber de la dieta alcalina

La alcalinidad es el perfecto control del pH, lo que ayuda al organismo a trabajar bien

17/03/2017 4:00
AA

En los últimos años ha crecido el interés por la dieta alcalina, la cual promete prevenir múltiples enfermedades como las inflamatorias, pero ¿realmente es efectiva?

Christina Lima, Health Coach y especialista en nutrición celular activa y medicina funcional, explica que la dieta alcalina no es más que el proceso de la combinación de alimentos saludables que ayudan a mejorar la digestión y oxigenación, lo que mejora la salud en general.

“La alcalinidad es el perfecto control del pH en el estómago que se da al ingerir los alimentos. Si tengo acidez, voy a tener consecuencias a largo plazo, pero si estoy alcalina, voy a tener mejores digestiones, además de que mi metabolismo va a mejorar y tendré mejor oxigenación”, explica.

Detalla que la adecuada combinación de alimentos, mejora la digestión, la oxigenación corporal y la metabolización, lo que a su vez reforzará el sistema inmunológico y prevendrá el desarrollo de enfermedades.

“Al tener una correcta digestión y adecuada oxigenación, vamos a prevenir enfermedades”, explica.

Añade que una mala digestión, la cual surge por la ingesta inadecuada de alimentos, puede ocasionar el desarrollo de diversas enfermedades como migrañas, gastritis, síndrome de colon irritable o fatiga crónica.

“El cuerpo realiza los procesos naturales que son alimentarnos, digerir los alimentos procesarlos, absorberlos y expulsar las toxinas. Si no hace ese mecanismo completo, se puede producir estreñimiento pero también puede derivar en una enfermedad inflamatoria”, menciona.

Los principales beneficios

La especialista menciona que seguir la dieta alcalina aporta los siguientes beneficios:

  • Prevenir el estreñimiento
  • No tener acidez corporal
  • Aumentar la carga de oxígeno
  • Incrementar la energía

“Una persona con buena oxigenación duerme y descansa mucho mejor, se llena mucho más de energía y no utiliza su energía corporal en los procesos de digestión, sino que realmente la utiliza para estar activos todo el día. Mientras más alcalinos estemos, más oxigenación tendremos”, indica.

No es para bajar de peso

Lo más importante que se debe tomar en cuenta en este tipo de alimentación, es que no es para bajar de peso.

“Es una dieta para balancear de manera ideal, las funciones del cuerpo. Su objetivo es potenciar la metabolización, digestión, activar la oxigenación, mineralizarnos, es decir, aportar los minerales necesarios para el cuerpo, lo que es lo principal para estar activos”, menciona.

Sin embargo, indica que una de las consecuencias de alimentarte de esta forma, sí influye en la pérdida de peso.

¿Cómo hacer la dieta?

Lima indica que un error común de la dieta alcalina es pensar que se tiene que ser vegetariano o vegano; sin embargo, no es así.

“No tiene que ver con dejar las proteínas animales, sino con el ambiente que creamos en el estómago dependiendo de lo que consumamos, la hora y cómo lo consumo”, dice.

Por ejemplo, comenzar el día con un café, provocará una gran acidez. En cambio, si se comienza con la ingesta de minerales a través de un jugo de limón o verde, y después otro alimento, se tendrá una mejor digestión.

“Si tomo primero el jugo verde y después como huevo, entonces le estoy dando a mi estómago la capacidad de digerir el huevo, que es un alimento ácido. Así estaré alcalina”, menciona.

Lo ideal, añade, es elegir alimentos lo más orgánicos posible, pero si no se puede, sólo basta con consumir los ricos en enzimas vivas para digerirlos rápido.

De igual manera, la dieta debe ser totalmente personalizada, pues esto ayudará a que no sea difícil de seguir.

“Para saber cuál es la mejor, hay que visitar a un especialista y dejarse guiar por los que conocen del tema, al menos al principio. Ya cuando dominas el tema, observas lo que te va bien y mal, y lo que realmente tu cuerpo necesita, esto se convierte en un estilo de vida, no una dieta que harás unos cuantos días y luego la abandonas. Aliméntate equilibradamente, vive mejor, oxigénate y recuerda: no somos lo que comemos, sino lo que logramos digerir”, concluye.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: